7 consejos de experto para calmar y rejuvenecer tu sistema nervioso

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

La agitación del día a día, las responsabilidades y los desafíos constantes pueden ejercer una presión considerable sobre nuestro bienestar. Nuestro sistema nervioso, ese complejo entramado de células y señales, es el primero en resentirse bajo la carga del estrés. Afortunadamente, existen métodos probados para suavizar su impacto y revitalizar nuestras capacidades internas para enfrentar las tensiones.

- Publicidad -

El impacto del estrés en el sistema nervioso

El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones que se perciben como amenazantes o desafiantes. Esta reacción desencadena una cascada de eventos en el sistema nervioso que prepara al organismo para la acción. Sin embargo, cuando el estrés se vuelve crónico, puede desequilibrar el sistema nervioso, llevando a una serie de problemas de salud.

Foto: Freepik

El sistema nervioso está compuesto por el sistema nervioso central, que incluye el cerebro y la médula espinal, y el sistema nervioso periférico, que conecta el resto del cuerpo. El estrés prolongado puede alterar la comunicación entre estos sistemas, afectando la función cognitiva, emocional y física.

Tip 1: Ejercicios de respiración profunda para la relajación instantánea

La respiración profunda es una técnica simple pero poderosa para promover la calma y la relajación en el cuerpo. Al inhalar y exhalar de manera controlada, se envía una señal al sistema nervioso para que baje el ritmo y disminuya la respuesta al estrés.

Una técnica efectiva es la respiración diafragmática, también conocida como respiración abdominal. Consiste en inhalar lentamente por la nariz, permitiendo que el diafragma se expanda y llenar los pulmones de aire. Después, se exhala suavemente por la boca. Repetir este proceso durante varios minutos puede ayudar a tranquilizar el sistema nervioso de inmediato.

Otro ejercicio útil es la respiración 4-7-8, desarrollada por el Dr. Andrew Weil. Esta técnica implica inhalar durante cuatro segundos, mantener la respiración durante siete segundos y exhalar durante ocho segundos. Este patrón de respiración contribuye a reducir la ansiedad y a fomentar un estado de serenidad.

Tip 2: Técnicas de relajación muscular progresiva

La relajación muscular progresiva es una técnica centrada en tensar y luego relajar diferentes grupos musculares. Esto ayuda a concienciar sobre las sensaciones de tensión y relajación, lo que puede aliviar el estrés acumulado en el cuerpo.

Para practicar la relajación muscular progresiva, comienza por tensar los músculos de los pies durante unos segundos y luego relájalos. Gradualmente, sigue con los músculos de las piernas, el abdomen, los brazos y continúa hasta alcanzar los músculos faciales. Al enfocarse en la sensación de relajación después de la tensión, el sistema nervioso puede experimentar una disminución significativa en los niveles de estrés.

Tip 3: Mindfulness y meditación para calmar el sistema nervioso

El mindfulness, o la atención plena, es la práctica de estar completamente presente y consciente de nuestras experiencias sin juzgarlas. Al adoptar una actitud de mindfulness, se puede observar cómo el estrés afecta al cuerpo y a la mente, y aprender a responder de manera más calmada y equilibrada.

- Publicidad -

La meditación es una forma estructurada de practicar mindfulness. Consiste en dedicar un tiempo diario para centrarse en la respiración, un objeto o un mantra, permitiendo que los pensamientos fluyan sin aferrarse a ellos. Esta práctica puede reducir significativamente la actividad del sistema nervioso simpático, responsable de la respuesta de «lucha o huida», y aumentar la actividad del sistema nervioso parasimpático, que promueve la relajación.

Tip 4: Participación en actividad física para reducir el estrés

El ejercicio físico es una herramienta extraordinaria para manejar el estrés y mejorar la salud del sistema nervioso. Actividades como correr, nadar o incluso caminar incrementan la producción de endorfinas, sustancias químicas en el cerebro que actúan como analgésicos naturales y mejoran el estado de ánimo.

Además, el ejercicio regular puede mejorar la calidad del sueño, lo cual es vital para la recuperación y el rejuvenecimiento del sistema nervioso. También ayuda a reducir los niveles de hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina, proporcionando un efecto calmante sobre el cuerpo y la mente.

Tip 5: Crear un ambiente relajante para la relajación

El entorno en el que se pasa el tiempo puede tener un impacto significativo en el sistema nervioso. Un espacio desordenado, ruidoso o estresante puede aumentar los niveles de estrés, mientras que un ambiente tranquilo y ordenado puede promover la relajación.

Para crear un entorno más relajante, considera incorporar elementos como luces suaves, colores calmantes y plantas naturales. La aromaterapia también puede ser efectiva; olores como la lavanda, la manzanilla y el sándalo tienen propiedades que pueden ayudar a disminuir la tensión.

Además, asegúrate de que tu espacio de descanso sea cómodo y propicio para la relajación. Invierte en una buena calidad de colchón y almohadas, y considera el uso de máquinas de ruido blanco o aplicaciones de sonidos de la naturaleza para mejorar la calidad del sueño.

Tip 6: Incorporar hierbas medicinales y suplementos para fortalecer el sistema nervioso

Algunas hierbas y suplementos tienen propiedades que pueden apoyar y fortalecer el sistema nervioso. Por ejemplo, el ginseng y la ashwagandha son adaptógenos que pueden ayudar al cuerpo a manejar el estrés de manera más efectiva. La pasiflora y la valeriana son conocidas por sus efectos calmantes y pueden ser útiles para aliviar la ansiedad y mejorar el sueño.

Los suplementos como el magnesio y las vitaminas del grupo B también son importantes para el funcionamiento óptimo del sistema nervioso. El magnesio, en particular, tiene un efecto relajante en el sistema nervioso y puede ayudar a prevenir la excitabilidad excesiva de las neuronas.

- Publicidad -

Es crucial consultar con un profesional de la salud antes de incorporar cualquier hierba o suplemento a tu régimen, especialmente si ya estás tomando medicamentos o tienes condiciones de salud preexistentes.

Tip 7: Buscar ayuda profesional para el estrés y la ansiedad crónicos

En casos de estrés y ansiedad crónicos, puede ser necesario buscar la ayuda de profesionales. Psicólogos, psiquiatras y terapeutas están capacitados para proporcionar estrategias efectivas y personalizadas para manejar el estrés a largo plazo.

Las terapias cognitivo-conductuales son especialmente efectivas para cambiar patrones de pensamiento negativos y desarrollar habilidades de afrontamiento más saludables. En algunos casos, los medicamentos recetados pueden ser apropiados para ayudar a regular desbalances químicos en el cerebro que contribuyen al estrés y la ansiedad.

Priorizar el autocuidado para un sistema nervioso saludable

El cuidado personal no es un lujo, sino una necesidad para mantener un sistema nervioso saludable. Al integrar estos 7 consejos en tu vida diaria, puedes ayudar a calmar y rejuvenecer tu sistema nervioso, mejorando tu calidad de vida en general.

Recuerda que la prevención es la clave, y al prestar atención a las señales de tu cuerpo y tomar medidas proactivas, puedes proteger tu bienestar a largo plazo. No esperes hasta sentirte abrumado para comenzar a cuidar de tu sistema nervioso; empieza hoy mismo a implementar estas prácticas y disfruta de los beneficios que conllevan.

El estrés y la ansiedad son retos que todos enfrentamos, pero con las herramientas adecuadas y el compromiso con el autocuidado, se pueden superar. Tu sistema nervioso es el centro de tu experiencia vital; trátalo con cuidado y te servirá bien en todos los aspectos de tu vida.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados