Salud

7 causas del dolor de espalda por la mañana y qué hacer al respecto

Despertarse con dolor de espalda suele indicar un problema con la postura al dormir, el colchón o las almohadas. Sin embargo, el dolor de espalda matutino puede ser a veces síntoma de un problema de salud. Despertarse con dolor de espalda puede ralentizar el comienzo del día. Determinar la causa del dolor puede ayudarle a identificar formas de gestionar el problema y a despertarse con mañanas más tranquilas.

Estas son algunas de las posibles causas del dolor de espalda al despertar y las opciones de tratamiento asociadas. Siga leyendo para conocer consejos sobre cómo aliviar el dolor de espalda y cuándo debe ponerse en contacto con un médico.

¿Por qué me duele la espalda al despertarme?

El dolor de espalda puede ser de corta duración (agudo) o durar más de 12 semanas (crónico). La mayoría de los dolores de espalda son agudos y mejoran al cabo de unos días con los cuidados adecuados en casa. Si el dolor persiste, es posible que la persona deba ponerse en contacto con un médico para determinar si existe una causa subyacente.

Hay varias razones por las que una persona puede despertarse con dolor de espalda. A continuación se describen algunas posibilidades.

  1. Embarazo

El dolor lumbar es un problema común. El dolor lumbar es una afección musculoesquelética común durante el embarazo y puede aparecer por la mañana. La prevalencia del dolor lumbar durante el embarazo varía entre el 30 y el 78%.

Hay muchas razones para el dolor de espalda durante el embarazo, incluyendo:

  • el aumento de la liberación de hormonas, como la relaxina y la progesterona, que ablandan los ligamentos pélvicos y las articulaciones, lo que puede reducir el apoyo de la espalda
  • el peso extra del feto que requiere un apoyo adicional para la espalda
  • el centro de gravedad de la persona se desplaza hacia delante debido al crecimiento del feto.

El dolor de espalda asociado al embarazo suele desaparecer después del parto. El ejercicio puede reducir la gravedad del dolor de espalda durante el embarazo, pero no reduce la probabilidad de padecerlo.

  1. Enfermedad discal degenerativa

Con la edad, el desgaste natural de las vértebras y los discos de la espalda puede provocar un estrechamiento del canal espinal lumbar. Los médicos llaman a este estrechamiento «artritis de la columna vertebral» o «enfermedad degenerativa del disco» (DD). La enfermedad degenerativa del disco puede comprimir los nervios de la columna vertebral, provocando dolor, rigidez y reducción de la movilidad que suele afectar a la zona lumbar o al cuello. El dolor puede variar de leve a muy intenso y puede irradiarse a otras partes del cuerpo. Los síntomas pueden ser peores por la mañana e incluso pueden interferir con el sueño.

Otros posibles síntomas de DD son:

  • debilidad de los músculos de la pierna o caída del pie
  • adormecimiento y hormigueo en brazos y piernas
  • dolor que puede empeorar al sentarse, levantar objetos o agacharse
  • Dolor que mejora al caminar, moverse o cambiar de posición.

Tratamiento de la enfermedad discal degenerativa

Las opciones de tratamiento para la DD incluyen:

  • tomar analgésicos
  • aplicación de bolsas de hielo y calor
  • uso temporal de un corsé para la espalda
  • fisioterapia
  • probar terapias alternativas, como la acupuntura o la quiropráctica.

Si los síntomas son graves, el médico puede recomendar una intervención quirúrgica, como la sustitución del disco o la fusión vertebral.

  1. Colchón con mal soporte

Los colchones que no soportan completamente el peso o la forma del cuerpo de una persona pueden causar dolor de espalda matutino. En general, los fabricantes recomiendan sustituir los colchones cada diez años aproximadamente. Los signos de que un colchón necesita ser reemplazado pueden ser hundimientos visibles o hendiduras donde la persona ha estado durmiendo. A la hora de comprar un nuevo colchón, es importante elegir un colchón que sea cómodo y que ofrezca un apoyo completo. Algunos fabricantes ofrecen un periodo de prueba ampliado que permite devolver el colchón después de varias semanas o meses si no se está completamente satisfecho con el producto.

  1. Fibromialgia

El dolor de espalda matutino y la rigidez son síntomas comunes de la fibromialgia. Es una enfermedad crónica que puede causar dolor y sensibilidad en muchas partes del cuerpo.

Otros posibles síntomas de la fibromialgia son:

  • fatiga
  • dificultad para dormir
  • problemas de memoria y concentración, a veces denominados «niebla de la fibromialgia»
  • dolores de cabeza
  • síndrome del intestino irritable
  • entumecimiento y hormigueo en brazos y piernas.

Tratamiento de la fibromialgia

El tratamiento de la fibromialgia depende de los síntomas de la persona, pero suele incluir lo siguiente:

  • analgésicos
  • medicamentos antiinflamatorios
  • cambios en el estilo de vida, como:

◦ Ejercicio regular

◦ comer bien

◦ realizar los cambios adecuados en el entorno de trabajo

  • terapias complementarias, que pueden incluir:

◦ terapia de masaje

◦ acupuntura

Tratamientos quiroprácticos

Estas son algunas cosas que las personas con fibromialgia pueden hacer para reducir el dolor de espalda matutino:

  • hacer ejercicios de estiramiento antes de levantarse de la cama, como llevar las rodillas hacia el pecho o estirar cada brazo por delante y a lo largo del cuerpo.
  • Tomar una ducha caliente inmediatamente después de levantarse de la cama para favorecer la circulación y relajar los músculos tensos
  • asegúrese de que el dormitorio tenga una temperatura agradable
  • utilizar almohadas para colocar el cuerpo y minimizar la tensión en la espalda.
  1. Mala postura al dormir

Ciertas posturas para dormir pueden ejercer una presión adicional sobre la zona lumbar, las caderas y el cuello.

No siempre es necesario cambiar por completo la posición habitual para dormir para aliviar el dolor de espalda. En cambio, una persona puede colocar almohadas alrededor de su cuerpo para obtener un apoyo adicional mientras duerme en la posición que le resulte más cómoda.

Por ejemplo:

  • Los que duermen de espaldas pueden probar a colocar una almohada bajo las rodillas para alinear mejor la columna vertebral y reducir el dolor lumbar.
  • Los que duermen de lado deben intentar colocar una almohada entre las piernas para alinear mejor las caderas y la columna vertebral.
  • Las personas que duermen boca abajo pueden colocar una almohada bajo el abdomen para reducir la curvatura de la zona lumbar.

Si los síntomas de una persona no mejoran con el uso de almohadas, debe considerar otras posibles causas del dolor de espalda matutino.

  1. Hacer demasiado ejercicio la noche anterior

El ejercicio regular puede ayudar a fortalecer la espalda y reducir el dolor de espalda. Sin embargo, el exceso de ejercicio en el gimnasio o mientras se practica algún deporte puede provocar dolor de espalda matutino y rigidez. Es importante que una persona preste atención a su postura durante y después de cualquier actividad física extenuante. Un calentamiento y enfriamiento adecuados también pueden ayudar a reducir el dolor de espalda y la rigidez muscular al día siguiente.

Tratamiento del exceso de esfuerzo

Las siguientes medidas pueden ayudar a aliviar los síntomas del dolor de espalda relacionado con el ejercicio:

  • aplicar compresas calientes o frías en la zona afectada
  • tomar antiinflamatorios de venta libre como el ibuprofeno y el naproxeno.
  1. Levantarse de la cama de forma inapropiada

La forma en que una persona se levanta de la cama puede desempeñar un papel fundamental en la prevención del dolor matutino. Incluso si una persona está bien descansada, levantarse de la cama demasiado rápido o inclinarse demasiado hacia delante puede ejercer presión sobre la espalda. Para reducir el riesgo de padecer dolor de espalda y rigidez matutina, la persona debe tomar las siguientes medidas:

  • Comience moviéndose lentamente hacia el borde de la cama.
  • Utilizando los brazos como palanca, colóquese en posición sentada con las piernas colgando sobre el lateral de la cama.
  • Después de tomarse unos segundos para adaptarse a esta posición, ponga lentamente los pies en el suelo y levántese.

Cómo aliviar el dolor de espalda

Si el dolor de espalda no mejora por sí solo, una persona puede encontrar alivio utilizando uno o más de los métodos que se indican a continuación:

  • Analgésicos de venta libre como los antiinflamatorios no esteroideos
  • Relajantes musculares: Estos medicamentos recetados relajan los músculos tensos y pueden ayudar a aliviar el dolor muscular de la espalda. Sin embargo, un estudio de 2021 descubrió que los relajantes musculares son generalmente ineficaces para el dolor de espalda crónico y que su uso a largo plazo puede aumentar el riesgo de efectos secundarios. Una persona que se plantee tomar relajantes musculares debe consultarlo con su médico.
  • Terapia de frío y calor: La aplicación de compresas de calor o hielo en la zona lumbar puede reducir el dolor y la inflamación y ayudar a mejorar el movimiento.
  • Estiramientos suaves: Los estiramientos suaves pueden aliviar el dolor y mejorar la movilidad de la zona lumbar. Sin embargo, esto debe ser discutido con su médico primero para asegurarse de que el estiramiento no empeora sus síntomas.

Cuándo contactar con un médico

Una persona debe ponerse en contacto con un médico si su dolor de espalda matutino no mejora con las medidas de autocuidado. Es importante buscar un tratamiento médico rápido para el dolor severo que interfiere con el movimiento y las actividades diarias. Una persona también debe buscar atención médica lo antes posible si el dolor de espalda va acompañado de alguno de los siguientes síntomas:

  • problemas intestinales o de vejiga
  • entumecimiento o debilidad en los brazos o las piernas
  • falta de aliento

En algunos casos, el médico puede recomendar pruebas para ayudar a identificar la causa subyacente del dolor de espalda. Estos pueden incluir estudios de conducción nerviosa o pruebas de imagen, como radiografías o TAC.

Despertarse con dolor de espalda suele ser el resultado de los hábitos de sueño o del sobreesfuerzo del cuerpo durante la actividad física. Sin embargo, el dolor de espalda matutino también puede ser un síntoma de ciertas afecciones médicas, como la fibromialgia y la DD. Debe consultarse a un médico si el dolor de espalda no mejora con medidas de autocuidado, como probar una posición diferente para dormir o un nuevo colchón. También es importante ponerse en contacto con un médico si hay un dolor de espalda intenso que limita el movimiento o la capacidad de realizar las actividades diarias.

También puede interesarle: Mejorar el sueño: claves para dormirse en poco tiempo y toda la noche

Publicidad