Medicina natural

Estas 6 plantas medicinales las puede cultivar en casa

Las etiquetas de las plantas medicinales en las tiendas rara vez revelan cómo se cultivan las plantas. Menos aún revelan el tiempo que los ingredientes están expuestos a la luz y a las altas temperaturas cuando se almacenan en sus envases de plástico. Cultiva tus propias plantas medicinales para garantizar la mejor calidad y potencia de tus remedios herbales.

Incluso los jardineros novatos pueden preparar sencillos remedios caseros. Como tés y ungüentos, utilizando estas nueve hierbas medicinales fáciles de cultivar.

  1. Menta (Mentha x piperita)

La menta verde y la menta piperita son sabores conocidos en la pasta de dientes y los chicles. Ambos productos tienen un sabor muy refrescante. En infusión, la menta puede aliviar las molestias digestivas, como la indigestión y los vómitos. También puede aliviar los dolores musculares cuando se aplica localmente como líquido o loción. Todas las mentas se propagan arrastrándose por un jardín húmedo. Recuerda cultivar cada planta en su propia maceta grande. Coseche las hojas justo antes de la floración. Más tarde empezarán a tener un sabor amargo.

  1. Caléndula (Calendula officinalis)

La caléndula también se conoce como maravilla. Es un antifúngico, un antiséptico, un aliado centenario en la curación de heridas. Los pétalos de estas alegres flores amarillas y anaranjadas que se asemejan a las margaritas confieren propiedades calmantes a muchos cosméticos naturales y cremas infantiles.

La caléndula es una planta medicinal anual que se reproduce libremente y florece durante toda la temporada. Es una hermosa adición a los jardines soleados. Recoge los pétalos frescos. También se pueden secar las flores enteras, que se cierran por la noche, antes de que formen semillas.

  1. Romero (Rosmarinus officinalis)

El romero es el gran despertador. Esta planta leñosa perenne estimula la energía y el optimismo y agudiza la memoria y la concentración al aportar más oxígeno al cerebro. Es una alternativa maravillosamente estimulante a la cafeína cuando se necesita un segundo aire. Una hilera de estas plantas perennes tolerantes a la sequía forma un hermoso seto de hoja verde respetuoso con las abejas. Puede que sólo necesite una planta en su jardín.

  1. Cilantro (Coriandrum sativum)

El cilantro tiene un sabor único que la gente ama u odia. Las hojas suelen adornar platos exóticos. Las semillas de cilantro son un ingrediente de primera calidad. Pocas personas piensan en esta planta como una hierba medicinal, pero las investigaciones demuestran que es una poderosa ayuda digestiva y puede ser capaz de eliminar los metales pesados y otros agentes tóxicos del cuerpo. El cilantro crece mejor en un jardín fresco y húmedo. Crece rápidamente cuando hace calor. Busque variedades de crecimiento lento en tiendas de semillas.

  1. Manzanilla alemana (Matricaria recutita)

La delicada manzanilla, con el aroma de la manzana, demuestra que dulce no significa ineficaz. Se cultiva principalmente por sus pequeñas flores de color amarillo. La manzanilla es una de las mejores hierbas para tratar los cólicos, el estrés nervioso, las infecciones y los trastornos estomacales en los niños. Estas plantas medicinales fáciles de cultivar proporcionan beneficios para la salud de su jardín y de su familia. Muchos de ellos atraen a los insectos beneficiosos, incluidas las abejas. También pueden ayudar a repeler las plagas dañinas de las plantas cercanas más sensibles.

  1. Melisa (Melissa officinalis)

Los aceites y taninos contenidos en las fragantes hojas y flores de la melisa tienen un efecto relajante y antiespasmódico sobre el estómago y el sistema nervioso. Según un estudio de 2008, la melisa puede ayudar a combatir virus como el del herpes simple cuando se utiliza de forma tópica. La melisa es muy deliciosa y lo suficientemente suave para los niños cuando se prepara en tés o tinturas a base de glicerina. Esta planta perenne, calmante y estimulante, constituye un bonito punto verde brillante en el jardín. Es una planta excelente para cultivar. La hierba seca pierde parte de su potencia después de seis meses.

Asegúrese de elegir plantas medicinales que se adapten a las condiciones de luz, agua y temperatura de su jardín. Por ejemplo, el romero, la lavanda y el gordolobo se adaptan mejor a las zonas cálidas y secas a pleno sol. El cilantro y la menta prefieren zonas ricas y húmedas con sombra.

También puede interesarle leer: 10 beneficios de una taza de té de manzanilla que seguramente no conoces

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.