Nutrición

Las 6 mejores recomendaciones nutricionales para seguir durante el verano

En verano, las frutas y verduras llenan las estanterías y las ensaladas, los helados, los zumos de frutas y las carnes a la brasa son los protagonistas del menú estival. Para mantenerte sano y aprovechar al máximo la temporada de verano, aquí tienes 6 buenos hábitos alimenticios que debes adoptar a diario.

  1. Cocción adecuada de la carne

Se recomienda cocinar bien la carne y los productos cárnicos. De hecho, las bacterias patógenas podrían sobrevivir a la falta de cocción. Con el pescado crudo, el riesgo de parásitos es alto. El pescado debe congelarse durante al menos una semana antes de su consumo o cocinarse a fondo para eliminar los parásitos.

  1. La higiene de las manos

La higiene de las manos es esencial para protegerse de los virus, las bacterias y los gérmenes que pueden transmitirse. Por lo tanto, es importante lavarse las manos regularmente con jabón. Las frutas y verduras también deben lavarse bien antes de ser consumidas. Sobre todo si quieres comerlas crudas o en ensalada. Ten cuidado, incluso los alimentos en bandejas deben lavarse, a menos que en el envase se indique que ya están lavados o listos para usar. Por supuesto, el uso de utensilios limpios y bien lavados es una de las mejores maneras de mantenerse sano.

  1. Conservación de la cadena de frío

Como se ha mencionado anteriormente, la cadena de frío debe mantenerse para la carne, los productos lácteos, los helados o los sorbetes. Por lo tanto, evite volver a congelar los alimentos que ya han sido descongelados. Tenga en cuenta las instrucciones de almacenamiento de cada producto. Cuando vaya a comprar, asegúrese de llevarse los productos congelados en último lugar, ya que así se reduce el riesgo de romper la cadena de frío. Lo ideal es ponerlos en una bolsa aislante o en un recipiente adecuado. Cuando prepare sus comidas, recuerde preparar en último lugar ciertos alimentos que deben mantenerse frescos, como la mayonesa. Un buen hábito en la cocina es no mantener a temperatura ambiente los alimentos que se han preparado durante más de dos horas.

  1. Conservación de alimentos

En verano, hace más calor. Para evitar el riesgo de intoxicación alimentaria, es aconsejable consumir alimentos frescos o bien conservados. En el frigorífico, guarde los alimentos en los diferentes compartimentos que le corresponden. Separe los alimentos crudos de los cocinados y guárdelos en recipientes cerrados. Los alimentos crudos, especialmente la carne, las aves y el pescado, y sus jugos pueden contener microorganismos nocivos que pueden contaminar otros alimentos. Tenga en cuenta que algunos alimentos no necesitan mantenerse refrigerados, como los tomates o los plátanos. Por el contrario, algunos productos como la carne o los productos lácteos deben conservarse en cadena de frío para evitar la proliferación de gérmenes patógenos.

  1. Beber menos alcohol

En verano, suele haber más bebidas y actos sociales con la familia, los amigos y los compañeros. Recuerda beber menos licor, beber mucha agua, beber despacio y alternar el alcohol con agua o comida. Ten en cuenta ciertas actividades y lugares de riesgo cuando bebas.

  1. No a la leche cruda para los niños pequeños

Los quesos y la leche cruda no deben ser consumidos por los niños pequeños. Especialmente para los niños menores de 5 años, para prevenir cualquier riesgo de infección bacteriana. Prefiera los quesos cocidos prensados.

También puedes leer: El bienestar empieza en los pies: 5 secretos para dedicarse al propio bienestar

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.