5 trucos para aliviar el dolor de garganta de forma natural

dolor de garganta
dolor de garganta

Aunque por lo general no se trata de nada grave, el dolor de garganta puede ser una afección bastante molesta. Se presenta como una incomodidad o punzada al tragar y en muchas ocasiones incluso al hablar y respirar. Generalmente, se manifiesta a causa de alguna infección viral o irritación por esfuerzos al gritar o toser durante mucho tiempo.

Afortunadamente, existen muchos remedios súper sencillos de preparar y obtener que puedes hacer en casa para tratar el dolor de garganta de manera natural sin recurrir a medicamentos.

1.      Gárgaras de agua tibia con sal

No sólo ayuda a reducir la inflamación, sino que también tiene efectos antibióticos por lo que disminuye la infección y como resultado el malestar. Agrega una cucharadita de sal en una taza de agua tibia, mezclando bien hasta que la sal se disuelva por completo, y haz gárgaras al menos 3 veces por día. Recuerda que no se trata de una infusión por lo que no debes tragarlas.

2.      Limonada caliente con miel

Además de ayudar a aliviar el dolor, es conocido como un excelente remedio para aclarar y limpiar tu garganta, es por esto que muchos cantantes suelen tomar una taza antes de cada concierto. Para preparar tu limonada, calienta 4 onzas de agua, y agrega una cucharada y media de jugo de limón y endulza con una cucharadita de miel, tómatela mientras está tibia.

3.      Gárgaras con vinagre de manzana

En media taza de agua tibia agrega una cucharada de vinagre de manzana y haz gárgaras. Repite el procedimiento cada hora hasta que comiences a notar mejoras. Al igual que la sal, el vinagre tiene propiedades antibióticas que combaten la infección.

4.      Infusión de jengibre

Puedes utilizar jengibre en polvo (3 cucharaditas), o preferiblemente un trozo fresco. Coloca una taza de agua al fuego, cuando esté hirviendo agrega el jengibre y deja cocinar por un par de minutos. Luego de apagar, deja reposar durante cinco minutos. Para mayor efecto y un delicioso sabor puedes combinar con una cucharadita de miel y una de limón.

5.      Diente de ajo

El ajo contiene un compuesto antibiótico y antioxidante llamado alicina que es ideal para aliviar las molestias en la garganta. Toma un diente de ajo y chúpalo como si se tratara de un caramelo, para aprovechar al máximo la alicina, rózalo con tus dientes de manera que se desprenda.  Realiza este procedimiento una vez al día durante una semana y notarás la mejora.