Nutrición

5 frutas y verduras al día: Los extraordinarios beneficios para la salud

Las personas que comen al menos cinco raciones de fruta y verdura al día viven en promedio más tiempo que las que no las consumen. Una vida más larga, pero también en mejores condiciones, con reducción de la aparición de enfermedades como la diabetes, los cánceres o las enfermedades cardiovasculares.

Todas las organizaciones dedicadas a la prevención de enfermedades crónicas, ya sean cardíacas, diabetes o cáncer, coinciden en que el consumo de un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras al día es absolutamente esencial para reducir la incidencia y la mortalidad asociadas a estas enfermedades.

Sin embargo, a pesar de este consenso, apenas una cuarta parte de la población consume diariamente la cantidad recomendada de alimentos vegetales y ya no hay duda de que esta carencia contribuye a la elevada incidencia de estas enfermedades en nuestra sociedad. El impacto de esta falta de vegetales es especialmente devastador cuando se combina con un consumo excesivo de calorías, como ocurre desgraciadamente con demasiada frecuencia. Este consumo excesivo favorece la creación de condiciones prooxidantes y proinflamatorias en el organismo, un desequilibrio que se ve acentuado por la ausencia de moléculas fitoprotectoras procedentes de las plantas, lo que priva al organismo de uno de sus principales medios de defensa contra las agresiones provocadas por esta inflamación crónica.

En otras palabras, comemos mucho, pero comemos mal: demasiado azúcar, grasa, sal y carne por un lado, y poca fruta y verdura por otro. Corregir estos extremos devolviendo a los productos vegetales a la primera línea de nuestros hábitos alimentarios es, por tanto, un requisito esencial para cualquier enfoque preventivo destinado a reducir la carga de las enfermedades crónicas.

Poca fruta y verdura: 53% más de riesgo de muerte

La importancia del consumo regular de frutas y verduras queda bien ilustrada por los resultados de un estudio realizado con 71.706 suecos de entre 45 y 83 años. Al analizar los hábitos alimentarios de esta población durante un periodo de 13 años, los investigadores observaron que las personas que nunca comían fruta y verdura tenían un 53% más de riesgo de muerte prematura y vivían tres años menos que los que comían al menos cinco raciones al día.

Este efecto parece especialmente pronunciado en el caso de las verduras, con una reducción de la esperanza de vida de 32 meses en las personas que nunca las comieron, mientras que los que se abstuvieron de comer fruta vivieron 19 meses menos.

Estos resultados son tanto más notables cuanto que el estudio consideró el consumo de vegetales en su conjunto, sin tener en cuenta la contribución de los que se sabe que ejercen un poderoso efecto protector contra las enfermedades cardíacas y el cáncer (crucíferas, bayas, cítricos, por ejemplo).

5 porciones de frutas y verduras al día: aumento de la esperanza de vida

El aumento de la esperanza de vida observado en el estudio podría ser aún mayor para las personas que consumen abundantemente estas «superverduras» que contienen grandes cantidades de moléculas antiinflamatorias y anticancerígenas. En este sentido, los resultados recientes indican que sólo el consumo de tres raciones de frutos secos a la semana reduce el riesgo de mortalidad por enfermedades cardíacas en un 55% y la mortalidad por cáncer en un 40%.

No sólo vitaminas y minerales en frutas y verduras

Las frutas y las verduras son alimentos realmente excepcionales que merecen figurar en la lista de todas las comidas, tanto por su sabor como por su alto contenido en moléculas fitoprotectoras que mantienen el equilibrio interno del organismo.

Incluso hoy en día, los vegetales se perciben con demasiada frecuencia como alimentos que sólo sirven para aportar las vitaminas y los minerales esenciales para el funcionamiento del organismo. Esta visión reduccionista no sólo es anticuada, sino totalmente falsa e incluso peligrosa, porque implica que las plantas pueden ser sustituidas por comprimidos multivitamínicos, lo cual es absolutamente falso.

También puede interesarle leer: Los dátiles podrían ayudar a controlar la diabetes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.