Adopte hábitos saludables en la comodidad de su casa para mantener su peso y su salud. El teletrabajo es compatible con el buen estado físico y la buena salud.

Todos nos volvimos sedentarios durante la pandemia de COVID-19. Ya sea que trabaje en su dormitorio, supervise el programa de aprendizaje virtual de sus hijos desde la mesa de la cocina o simplemente se quede en casa para estar seguro, el hogar es el mejor lugar para estar en este momento. Con todo ese tiempo extra en casa, puede que hayas tenido que merendar más o desarrollar uno o dos hábitos poco saludables. Aquí están los mejores consejos de alimentación saludable para ayudarle a sentirse mejor durante este difícil momento.

Preparar bocadillos y comidas saludables

La nutrición desempeña un papel importante en la prevención del aumento de peso. Elija alimentos enteros como frutas, verduras, frutos secos, semillas, proteínas magras, grasas saludables y carbohidratos complejos. Bocadillos que le dan a tu cuerpo la energía y los nutrientes que necesita. Prepara con antelación bocadillos saludables como verduras y hummus o una manzana con mantequilla de nueces.

Mantén un plan de alimentación

Es fácil comer durante el día y a horas irregulares cuando se trabaja en casa. Para evitar comer innecesariamente, establezca horas específicas para las comidas y los refrigerios. Por ejemplo, la hora del almuerzo es al mediodía todos los días y la hora de la merienda es a las 3 p.m. Esto le dará una estructura para evitar las calorías extras. Beber agua entre las comidas, y especialmente antes de ellas, también puede ayudar a evitar comer en exceso y prevenir la deshidratación.

Intenta los ejercicios en casa

Si buscas adoptar hábitos alimenticios más saludables, el ejercicio puede ayudar. Los que hacen ejercicio regularmente también adoptan hábitos alimenticios más saludables. Si no sabes por dónde empezar, hay muchas clases de fitness online y en redes sociales. Estos entrenamientos online duran entre 10 y 90 minutos. Así que es fácil encontrar uno que se ajuste a tu horario. Puedes disfrutar de algunos de los beneficios del ejercicio: como la liberación de hormonas de bienestar como la serotonina al pasar sólo de cinco a quince minutos de ejercicio. Incluso un solo minuto de movimiento rápido tiene un impacto positivo notable en las personas que hacen ejercicio.

Haga sus compras y evite las comidas preparadas

La comida chatarra está disponible en tiempos de estrés, incluso durante una pandemia mundial. Recuerda que la comida que compras para tu casa es la que comerás durante la semana de trabajo. Pregúntate si lo que compras te ayudará a alcanzar tus objetivos o a desviarlos. Elija comidas bien balanceadas así como súper alimentos y nutrientes como el zinc y la vitamina C para ayudar a apoyar su sistema inmunológico. Es útil hacer una lista de la compra antes de ir de compras y nunca comprar cuando tienes hambre. De lo contrario, puede terminar con un puñado de alimentos extras no saludables en su cesta.

Empezar un diario de alimentos

Llevar un diario de comidas también puede ayudarte a tomar decisiones saludables. Anota lo que comes, cuánto comes, cuándo lo comes y por qué. También puede registrar su estado emocional y otras actividades que esté realizando en ese momento para ayudarle a reconocer los patrones de sus hábitos o cómo le hacen sentir ciertos alimentos. ¿Se siente a menudo inflamado? Este síntoma puede estar relacionado con su consumo de productos lácteos, pero no lo sabrá si no presta atención durante un tiempo.

En estos tiempos turbulentos e inciertos, es especialmente importante poner la salud en primer lugar. Pequeños cambios en tu vida diaria pueden tener grandes resultados. Intenta empezar con uno de estos consejos e invita a toda tu familia a que te apoye.

También puede interesarle leer: Los Aceites esenciales para un invierno seguro: aumento de las defensas