5 consejos de nutrición para reducir el riesgo de padecer cáncer

Tal vez no sabías que muchos tipos de cáncer están vinculados con la forma de comer, el sedentarismo y la obesidad. Pero si ya estás batallando con la enfermedad o conoces a alguien que la está sufriendo, también es importante que tengas en cuenta los 5 consejos nutricionales que te daremos. Ellos mejorarán tu energía y tu equilibrio emocional.

·        Consejo 1: Verduras y frutas

Innumerables estudios avalan la capacidad antioxidante de muchos vegetales y frutas como las verduras crucíferas (coliflor, brócoli, coles), calabaza, ajo, tomate, baya, cebolla roja, papaya, granada, canela y manzana.

Estos alimentos aportan micronutrientes eficaces como los caretonoides y flavonoides para impedir que las células se deterioren y mueran más rápido. Estos compuestos retrasan los procesos inflamatorios vinculados al cáncer.

·        Consejo 2: Mejores grasas

Comer muchas grasas provenientes de los aceites hidrogenados eleva las posibilidades de desarrollar cáncer. Estos aceites están presentes en la masa de las pizzas, en las papas fritas, en galletas, bollos y alimentos procesados.

Opta por restringir, a no más de 10% de la ingesta de calorías por día, las grasas animales de las carnes rojas y productos lácteos. Prefiere las grasas no saturadas (aguacates, pescado, aceite de oliva, nueces) y los ácidos grasos omega-3 (semillas de lino, salmón, atún).

·        Consejo 3: Más fibra, menos azúcar

Incluye en tu dieta más granos enteros como lentejas, frijoles y guisantes, así como frutas y verduras ricas en fibras que aceleran la digestión de los alimentos y la movilidad intestinal. Está demostrado que comer más fibra en la dieta diaria reduce los riesgos de sufrir de cáncer de estómago, boca, garganta y colon.

Consumir muchos carbohidratos y azúcares refinados dispara el azúcar en la sangre y esto puede elevar las apuestas para desarrollar cáncer de próstata o colorrectal. Come granos enteros no refinados como panes y arroz integral, cebada, harina de avena y soya sin procesar (tofu y edamame).

·         Consejo 4: Menos alcohol y carnes

Varias investigaciones recomiendan restringir la ingesta de alcohol para evitar los riesgos de desarrollar cáncer de mama, hígado o digestivo. Reducir el consumo de productos lácteos y carnes procesadas puede prevenir el cáncer de próstata y colon.

Estos alimentos causan inflamación crónica y frecuente, lo cual puede a la larga causar varios tipos de cáncer.

·        Consejo 5: Cuidado con la cocción

La forma como cocinas los alimentos puede evitar la liberación de carcinógenos en las comidas. Cocina a baja temperatura las carnes y los embutidos, a menos de 240°C y no dejes que se quemen.

Prefiere saltear, hervir, cocinar al vapor antes que freír los alimentos. Si preparas barbacoa, deja las carnes jugosas y no las cocines en exceso.

Si tienes en cuenta estos consejos de nutrición, podrás prevenir no solo el cáncer, sino la aparición de otras enfermedades. Cuida tu salud cuidando lo que comes.