5 alternativas naturales para combatir la ansiedad

La ansiedad puede convertirse en una enfermedad muy debilitante, ocasionando deterioros en la salud general. Es causante de diversas alteraciones a nivel integral, aun cuando se esté tratando con fármacos convencionales. Sin embargo, los remedios naturales representan una alternativa más idónea para abordar esta enfermedad.

5 formas naturales de vencer la ansiedad

La ansiedad es una reacción normal a cuadros de estrés o situaciones que representan peligro. Con el tiempo, podría convertirse en un gran enemigo para la salud si no se consigue tratarla adecuadamente. Así que fíjate en estas alternativas de remedios naturales que te permitirán recuperar la calma.

1.     Mantener una dieta sana y balanceada

Consumir altas cantidades de calorías puede incrementar los efectos de la ansiedad. Lo mejor es mantener una dieta balanceada. Es decir, consumir alimentos antiinflamatorios para equilibrar los neurotransmisores, grasas saludables, proteínas magras, carbohidratos no refinados y alimentos con omega-3 y vitamina D.

    2.  Reducir el consumo de alcohol y cafeína

Un alto consumo de alcohol o cafeína puede promover los síntomas de ansiedad, como el nerviosismo y el cambio de humor. De acuerdo a un informe publicado en British Journal of Psychiatry, la abstinencia de alcohol reduce el riesgo de sufrir un cuadro de ansiedad. En el caso del alcohol, 1 a 3 vasos por semana es suficiente, y en el caso del café, una taza al día es lo más recomendable para evitar alteraciones en la salud mental.

   3. Evitar los alimentos procesados y dulces

Estudios demuestran que los alimentos dulces y procesados fomentan la ansiedad y la depresión, generando alteraciones en el estado de ánimo y el nivel de energía. Una forma de equilibrar los niveles de glucosa en la sangre es evitar la ingesta de este tipo de alimentos. Sobre todo, bebidas azucaradas, alimentos fritos, comidas rápidas y carnes procesadas.

   4. Tomar suplementos de magnesio

El magnesio interviene en diversas funciones en el organismo, relaja los músculos, alivia el sistema nervioso, y regula las hormonas que fomentan la relajación. Eso sí, una alta dosis puede ocasionar efectos secundarios como diarrea. Lo mejor es iniciar la ingesta de pequeñas cantidades e ir aumentando hasta obtener la dosis más efectiva.

   5. Ingerir suplementos de ashwagandha

La ashwagandha es una planta empleada en tratamientos naturales para combatir la ansiedad. Entre sus beneficios, ayuda a equilibrar la respuesta del organismo ante situaciones de estrés, protege el cerebro contra la degeneración celular, y destruye los radicales libres que atentan contra la estabilidad emocional. Una dosis adecuada de esta planta ayudará a recuperar la calma.