4 hormonas responsables de la pérdida de peso: ¿Cómo controlarlas?

Una dieta balanceada y un óptimo plan de ejercicios son aliados indispensables para promover una pérdida de peso saludable. Sin embargo, no es suficiente para que la quema de grasas sea tan rápida como quisieras. Hay hormonas que se encargan de intervenir en la pérdida de peso, haciendo que el proceso sea más fácil o mucho más tardío.

Las 4 hormonas que influyen en la pérdida de peso

Si bien hay muchas hormonas que podrían intervenir de alguna manera en la pérdida de peso, hay 4 principales que son las que tienen un papel más relevante.

1.      Leptina

Es mejor conocida como la hormona de la saciedad. La leptina es una hormona que debe mantenerse en niveles estables para que promueva una pérdida de peso eficaz. Su función es alertar al cerebro sobre el estado de los depósitos de grasa; esto es lo que te hará sentir saciedad o hambre.

De modo que la resistencia a la leptina provoca que tu organismo no responda a esta hormona, siendo el principal factor del incremento de grasa en los hombres. Y es que, si los niveles de leptina son insuficientes, tu cerebro le ordenará a tu cuerpo que coma sin cesar. Y de forma automática tu organismo almacenará grasa.

Para promover la producción de leptina, debes consumir más alimentos con propiedades antiinflamatorias como los pescados grasos. De este modo optimizas la sensibilidad a la hormona de la saciedad. Además, el sueño y la práctica de deportes también juegan un papel fundamental en el incremento de la producción de esta hormona, así que tómalos en cuenta desde ahora.

2.      Insulina

Las células beta del páncreas son las responsables de producir insulina. Durante el día, el nivel de esta hormona es muy bajo. Sin embargo, después de las comidas se encuentra en el organismo en grandes cantidades. Eso sí, cuando los niveles de insulina aumentan de manera rápida, puede obstaculizar la pérdida de peso.

Los cuantiosos niveles de insulina en el organismo inhiben la pérdida de grasa corporal. Y por el contrario dejan vulnerable al cuerpo al desarrollo de múltiples enfermedades crónicas como la diabetes. Además, entorpecen la pérdida de peso.

Para restringir la resistencia a la insulina es imprescindible que reduzcas el consumo de azúcares contenidos tanto en bebidas como en comidas (chatarra, preparadas industriales, carbohidratos refinados, entre otros).

3.      Ghrelina

Conocida como la hormona del hambre, la ghrelina se produce por el estómago, y responsable de comunicar al cerebro que el organismo necesita alimentarse. Por lo que el nivel de ghrelina se incrementa antes de comer y se reduce después de la comida.

Para las personas con un peso corporal estable, los niveles de ghrelina son normales. Es decir, altos antes de comer y bajos después de la comida. Ahora, para las personas con sobrepeso u obesidad, los niveles de ghrelina se mantienen altos aun después de las comidas. Lo que quiere decir que siempre tendrán sensación de hambre.

Para mejorar la efectividad de la ghrelina lo mejor es limitar el consumo de bebidas azucaradas y comidas altas en grasas. Además, para reducir los niveles de esta hormona tras la comida es necesario consumir proteína.

4.      Hidro – cortisona

También se le conoce como la hormona del estrés, de modo que su liberación tiene lugar cuando los niveles de estrés se elevan. A su vez, obstaculiza la pérdida de peso.

La hidro – cortisona es una hormona que deriva de la glándula suprarrenal cuando el nivel de estrés es alto. Aunque el organismo la necesita, sus efectos son contraproducentes cuando su concentración es muy alta.

Para reducir los niveles de esta hormona es necesario mantener el cuerpo y la mente relajados y la mejor forma de conseguirlo es por medio de ejercicios de relajación, yoga, meditación, música ligera, entre otras actividades.

Aunado a ello, la dieta para adelgazar debe adecuarse a los niveles de calorías más idóneos para el cuerpo, ya que la falta de estos componentes también propicia una alta concentración de ghrelina.

Así que la recomendación general es mantener bajo control estas hormonas para así conseguir el peso que deseas.