Cáncer de colon: 3 parámetros para reducir el riesgo un 70%

Tres aspectos principales del estilo de vida característico de las personas de los países industrializados favorecen el desarrollo del cáncer de colon; dieta deficiente, exceso de peso corporal e inactividad física. Con simples cambios en estos parámetros, se estima que casi el 70% de los cánceres de colon podrían ser prevenidos.

Gran número de estudios indican que el cáncer de colon está relacionado con el estilo de vida de las personas en los países industrializados. Esta relación se ilustra en la elevada incidencia de este cáncer en los países económicamente desarrollados (América del Norte, Australia y Europa, en particular); los residentes de estos países se ven hasta 25 veces más afectados que los residentes de ciertas regiones del mundo, en particular de África.

Otro índice proviene de estudios recientes sobre la incidencia del cáncer colorrectal en los países emergentes. En sólo 20 años, entre 1983 y 2002, la incidencia del cáncer colorrectal aumentó bruscamente en un gran número de países en transición económica, en correlación con la adopción de los estilos de vida característicos de los países industrializados.

Tal vez uno de los mejores ejemplos sea el Japón, país que ha cambiado drásticamente su estilo de vida desde el final de la Segunda Guerra Mundial: si bien la incidencia del cáncer colorrectal era cuatro veces menor que en Occidente antes de la guerra, la adopción del estilo de vida occidental por parte de los japoneses ha dado lugar a un drástico aumento de la incidencia del cáncer colorrectal, que ahora es más común en el Japón que en América. En algunas partes del país, la mortalidad por cáncer colorrectal ha aumentado más del 90% en sólo unas décadas.

Cáncer de colon: las tres principales palancas para prevenirlo

  1. MÁS VERDURAS, MENOS CARNE ROJA.

    Los productos vegetales (frutas, verduras, granos enteros) contienen fibra, vitaminas y varias moléculas anticancerígenas que frenan el desarrollo del cáncer colorrectal. Un estudio reciente de 500.000 europeos indica que las personas que consumen una gran cantidad de productos vegetales tienen un 40% menos de riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

    Algunas fuentes ricas en fitoquímicos, como el té verde, también reducen significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Este efecto protector se acentúa cuando el aumento del consumo de plantas se combina con una reducción del consumo de carnes rojas; de hecho, varios estudios indican que los consumidores de carnes pesadas, en particular los que comen carne cocinada a altas temperaturas, tienen un riesgo considerablemente mayor de desarrollar cáncer de colon.

  2. MANTENER UN PESO CORPORAL SALUDABLE.

    El sobrepeso y la obesidad son los principales factores de riesgo del cáncer colorrectal, ya que los individuos obesos tienen un 50% más de riesgo de desarrollar la enfermedad. Este efecto nocivo del exceso de peso se debe a un marcado aumento del nivel de insulina en la sangre, así como a la generación de inflamación crónica, que promueven la progresión de las células cancerosas.

  3. ACTIVIDAD FÍSICA REGULAR.

    Un estilo de vida sedentario es un factor de riesgo para varias enfermedades, incluyendo el cáncer colorrectal. Un gran número de estudios indican que la actividad física regular reduce a la mitad el riesgo de este cáncer; un efecto vinculado a la acción beneficiosa del ejercicio sobre los niveles de insulina en la sangre y la reducción de la inflamación.

    La devastación causada por el cáncer de colon es un ejemplo concreto del impacto de nuestro estilo de vida en el desarrollo del cáncer. Sin embargo, la incidencia y la mortalidad asociadas a esta enfermedad pueden reducirse drásticamente y revertirse mediante simples cambios en el estilo de vida.

    Una dieta rica en plantas, un peso saludable y ejercicio regular, sin duda, las mejores formas de lograr este objetivo.

 

Fuentes:

Center MM, Jemal A, Ward E. International trends in colorectal cancer incidence rates. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev ;18:1688–94.

Bingham SA et coll. Dietary fibre in food and protection against colorectal cancer in the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC): an observational study. Lancet,361:1496–1501.

Yang G, Shu XO, Li H et coll. Prospective cohort study of green tea consumption and colorectal cancer risk in women. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev, 16:1219-23.

Chanlow AT, Giovannucci EL. Primary prevention of colorectal cancer. Gastroenterology 138:2029-43.