Salud

Bruxismo: Por qué rechinan los dientes y cómo dejar de hacerlo

El bruxismo es cuando una persona rechina o aprieta los dientes sin masticar. Suele producirse durante el sueño, pero también puede ocurrir durante las horas de vigilia. A menudo la persona no es consciente de lo que está haciendo. El rechinar de dientes es un movimiento de masticación en el que los dientes se rozan entre sí. El apretamiento consiste en apretar los dientes y contraer los músculos sin mover los dientes hacia delante y hacia atrás. Las personas pueden rechinar o apretar los dientes durante el día o la noche. El 8-10% de la población lo padece. En este artículo veremos los signos, el diagnóstico y el tratamiento del bruxismo. También explicamos las diferencias entre el bruxismo durante el sueño y durante la vigilia.

Signos de bruxismo durante el sueño

El bruxismo durante el sueño es un tipo de trastorno del sueño. Los síntomas del bruxismo durante el sueño que las personas pueden notar cuando están despiertas son:

  • dolor facial
  • dolor y rigidez en la mandíbula
  • ruidos de chasquidos, chasquidos o rechinidos cuando la mandíbula se mueve
  • un dolor de cabeza sordo
  • dientes sensibles, sueltos o rotos
  • dientes desgastados
  • empastes rotos o sueltos.

El dolor en el oído también puede producirse porque la articulación temporomandibular, la articulación que permite abrir y cerrar la mandíbula, está muy cerca del oído. Las personas también pueden sufrir un dolor referido, lo que significa que sienten el dolor en un lugar distinto a su origen. Aunque las personas con bruxismo durante el sueño a menudo no pueden sentir que están apretando o rechinando los dientes, las personas que duermen cerca de ellas pueden oír el ruido que provoca.

Bruxismo de vigilia

El bruxismo de vigilia es diferente del bruxismo durante el sueño porque no es un trastorno del sueño. Se trata más bien de un hábito inconsciente. El bruxismo de vigilia no suele ser la causa del rechinar de dientes. En cambio, es más probable que las personas aprieten los dientes o tensen los músculos alrededor de la mandíbula. El bruxismo de vigilia también provoca dolor alrededor de la mandíbula, dolores de cabeza sordos y rigidez. Sin embargo, en los casos en los que no hay rechinamiento, la afección no desgasta los dientes de la misma manera. Al igual que el bruxismo del sueño, el bruxismo de vigilia es involuntario. Las personas pueden notar que son más propensas a ello cuando están concentradas o se sienten estresadas.

¿Qué causa el bruxismo?

El bruxismo no siempre tiene una causa única o identificable, sino que hay una serie de factores asociados a él. Estos factores varían según el tipo de bruxismo.

Bruxismo primario

El bruxismo primario se produce por sí mismo y no es el resultado de ninguna otra condición.

Algunos de los factores contribuyentes conocidos son:

  • Crecimiento de los dientes

El bruxismo es común en los niños pequeños, ya que hasta el 40% de ellos lo experimentan, generalmente a medida que sus dientes crecen. Sin embargo, como los dientes y la mandíbula se desarrollan rápidamente durante la infancia, el bruxismo suele desaparecer por sí solo sin causar daños duraderos.

  • Mala mordida

En algunas personas, el bruxismo puede producirse porque la mordida no está alineada o porque faltan dientes. La irritación de la boca también puede contribuir a rechinar o apretar los dientes.

  • Estrés

Una de las principales causas del bruxismo en los adultos, ya sea durante el sueño o la vigilia, es el estrés. Una revisión sistemática de 2020 encontró que había una asociación significativa entre el estrés y el bruxismo, pero se necesita más investigación para entender esta relación.

  • Fumar, alcohol y cafeína

Una revisión de 2016 de investigaciones anteriores encontró que el uso de estas sustancias también se asoció con el bruxismo. Las personas que fumaban o bebían alcohol con regularidad tenían el doble de probabilidades de sufrir bruxismo, mientras que las que bebían más de 8 tazas de café al día tenían 1,5 veces más probabilidades.

Bruxismo secundario

El bruxismo secundario se produce como resultado de otra condición o circunstancia médica, por ejemplo:

  • Condiciones de salud mental

La ansiedad y la depresión están asociadas al bruxismo. Esta asociación puede deberse en parte al estrés, que puede contribuir a estas condiciones.

  • Condiciones neurológicas

Afecciones como la enfermedad de Huntington y la enfermedad de Parkinson pueden causar movimientos durante el sueño, lo que puede provocar bruxismo.

  • Medicamentos

El bruxismo puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos, incluidos algunos antidepresivos y antipsicóticos. Un estudio de 2018 encontró un vínculo entre los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y el bruxismo. La fluoxetina (Prozac) y la sertralina (Zoloft) fueron los culpables más comunes entre los medicamentos estudiados.

  • Apnea del sueño

La apnea del sueño es una enfermedad que hace que la respiración se detenga temporalmente durante el sueño. Puede reducir la calidad del sueño y provocar despertares frecuentes, lo que puede explicar que sea un factor de riesgo para el bruxismo. Al interrumpir el sueño, la apnea del sueño puede provocar el rechinamiento o el apretamiento de los dientes.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo del bruxismo?

El daño a largo plazo causado por el bruxismo puede provocar:

  • sensibilidad dental, debido al desgaste del esmalte
  • inflamación o sangrado de las encías
  • dientes sueltos
  • daños en los trabajos dentales, como coronas y empastes
  • dientes aplanados o acortados
  • fracturas dentales
  • Síndrome de la articulación temporomandibular, que provoca dolor, tensión y dificultad para masticar.

Diagnóstico

Un dentista puede diagnosticar el bruxismo realizando un examen dental. Él o ella puede notar:

  • esmalte dental desgastado
  • dientes aplastados, fracturados o astillados
  • coronas y empastes sueltos o dañados
  • músculos de la mandíbula agrandados

El desgaste de los dientes también puede deberse a un cepillado demasiado enérgico, a los abrasivos de la pasta de dientes, a los refrescos ácidos y a los alimentos duros, pero un profesional capacitado puede diferenciar los patrones de desgaste típicos de cada causa.

Cómo dejar de rechinar los dientes

Hay varios tratamientos y estrategias que pueden ayudar con el bruxismo. Aquí están algunos de ellos:

Un protector bucal o una férula bucal

El dentista puede recomendar el uso de un protector bucal mientras se duerme para proteger los dientes de los daños. Estos dispositivos pueden ayudar a equilibrar la presión sobre la mandíbula, proporcionando una barrera física entre los dientes y reduciendo el ruido del rechinar de dientes. Los protectores bucales para el bruxismo suelen ser de goma o plástico blando. Un dentista puede crear uno que se adapte a los dientes de una persona o comprar una versión de venta libre. Las versiones de venta libre pueden ser menos cómodas.

Las férulas bucales suelen ser de plástico más duro y se fijan directamente a los dientes. Algunas férulas se colocan en los dientes superiores, otras en los inferiores. Dependiendo del diseño, una férula puede mantener la mandíbula en una posición más relajada o actuar como una barrera para que sean las férulas, y no los dientes, las que sufran el daño. No es aconsejable utilizar férulas genéricas para hacer deporte, ya que pueden ser incómodas y causar importantes molestias.

Biorretroalimentación

La biorretroalimentación es un tipo de terapia que ayuda a una persona a tomar conciencia de sus funciones corporales involuntarias, como la respiración o el ritmo cardíaco, y le enseña a controlarlas. No hay mucha investigación sobre la eficacia de la biorretroalimentación para tratar el bruxismo, pero una revisión de 2018 encontró algunas pruebas de que una herramienta específica de biorretroalimentación conocida como estimulación eléctrica contingente mejoró los síntomas después de varias noches de uso.

Tratamiento de las enfermedades subyacentes

Si una persona con bruxismo también sufre de estrés, ansiedad o depresión, buscar ayuda para estas condiciones puede ayudarle a combatir el rechinar de dientes.

Normalmente, el tratamiento de estos trastornos mentales implica una combinación de terapias de conversación para reducir los síntomas. Por otra parte, si una persona padece una enfermedad como la apnea del sueño, hablar con un médico puede ayudarle a obtener un diagnóstico y un tratamiento. Por ejemplo, algunas personas con apnea del sueño se benefician del uso de una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias para evitar las alteraciones del sueño.

Prevención

Las personas con bruxismo primario pueden reducir o prevenir los síntomas cuidándose. Por ejemplo, pueden intentar:

  • evitar el alcohol, el tabaco y la cafeína
  • no masticar chicle, ya que esto puede aumentar el desgaste o favorecer el rechinamiento de los dientes
  • aplicar un calor suave en la mandíbula para aliviar el dolor y la tensión
  • reducir el estrés evitable y tomar medidas para gestionar el estrés inevitable.

Los acontecimientos y las circunstancias externas pueden causar estrés, pero el estrés también puede provenir de la forma en que las personas perciben estos acontecimientos. En ambos casos, hay formas de gestionarlo. Buscar apoyo, tomarse un tiempo para relajarse y practicar la atención plena puede ayudar. También puedes probar con ejercicios de respiración, meditación, yoga u otras técnicas de relajación.

También puede interesarle: 5 trucos que tienen un impacto extraordinario en su salud

 

Síguenos en Google Noticias