Salud

15 minutos de actividad física reducen la inflamación y el dolor al estimular la micro biota

Una nueva investigación demuestra que 15 minutos de actividad física puede estimular nuestros microbios intestinales. Estos microbios pueden producir sustancias que alivian el dolor y la inflamación, llamadas endocannabinoides. Un nuevo estudio demuestra que el ejercicio puede aumentar la producción de sustancias similares al cannabis que reducen la inflamación y podrían ayudar a prevenir enfermedades como la artritis, las enfermedades cardíacas e incluso el cáncer.

El estudio, publicado en la revista Gut Microbes, descubrió que las personas con artritis no sólo presentaban una reducción del dolor, sino también una disminución de los niveles de los marcadores inflamatorios llamados citoquinas y un aumento de los niveles de endocannabinoides, que son sustancias producidas naturalmente por los microbios intestinales de nuestro microbioma. El microbioma desempeña un papel fundamental en muchas funciones corporales, como la digestión y el sistema inmunitario.

15 minutos de actividad física al día para un alivio significativo del dolor

Para el estudio, un equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) reclutó a 78 personas con artritis de rodilla.

Treinta y ocho participantes hicieron 15 minutos de ejercicios de fortalecimiento muscular cada día durante seis semanas, mientras que los otros 40 no hicieron nada.

Los investigadores descubrieron que los que hacían ejercicio no sólo reducían su dolor, sino que también tenían más cantidad de un tipo de microbio en su intestino que produce sustancias antiinflamatorias. Los participantes también tenían niveles más bajos de citoquinas (un indicador de inflamación) y niveles más altos de endocannabinoides.

También puede interesarle: Consejos cuando se ejercita para perder peso

Según los investigadores, al menos un tercio del efecto antiinflamatorio del microbioma intestinal se debía al aumento de los endocannabinoides. Los endocannabinoides son neurotransmisores naturales producidos por el cuerpo. Estas sustancias están «vinculadas» a diversas funciones e influyen en aspectos como el estado de ánimo, la energía, la memoria, el apetito y los niveles de dolor.

Reducir la inflamación de forma natural con las propias moléculas del cuerpo

Los resultados de este estudio son novedosos porque los investigadores pueden haber encontrado un vínculo clave entre la forma en que las sustancias producidas por los microbios intestinales interactúan con las sustancias producidas por nuestro propio cuerpo que nos indican cómo el ejercicio reduce la inflamación. Los resultados de este estudio destacan que las intervenciones en el estilo de vida, como el ejercicio, pueden influir en la producción de endocannabinoides. Se trata de un hallazgo oportuno, especialmente en un momento en el que existe un creciente interés por el uso del cannabidiol y otros suplementos relacionados para reducir los niveles de inflamación. Estudiar formas de reducir la inflamación en el cuerpo podría ser clave para mejorar muchos sistemas de salud.

La inflamación es una parte natural del mecanismo de defensa del organismo. Pero cuando la inflamación se vuelve crónica, puede provocar enfermedades y discapacidades. Los efectos de la inflamación crónica pueden dar lugar a trastornos como la fatiga, el dolor, los trastornos del estado de ánimo y las alteraciones del sistema gastrointestinal e inmunitario. El microbioma desempeña un papel esencial en la formación y el desarrollo de los principales componentes de nuestro sistema inmunitario innato y adaptativo. Además, el microbioma puede fabricar ciertas vitaminas y aminoácidos, incluidas las vitaminas B y la vitamina K. Sin embargo, es un sistema delicado. Lo que introducimos en nuestro cuerpo puede alterarlo fácilmente.

También puede interesarle: Los excelentes beneficios para la salud de los alimentos morados

Los antibióticos, por ejemplo, son muy perjudiciales para el microbioma y su funcionamiento. Además, el alcohol, el tabaco, el estrés, la falta de sueño, la falta de ejercicio y la falta de fibra y prebióticos en la dieta alteran el microbioma.

El ejercicio también estimuló las endorfinas, el analgésico innato del cuerpo. El ejercicio aeróbico regular puede conducir a una mejora de la percepción del dolor, especialmente en los estados de dolor crónico. Esto se debe a la liberación de neurotransmisores llamados endorfinas durante el ejercicio.

Cosas que hay que recordar

Nuevas investigaciones demuestran que el ejercicio puede estimular los microbios de nuestro intestino que producen analgésicos y sustancias antiinflamatorias llamadas endocannabinoides. Los expertos afirman que cuando la inflamación se vuelve crónica, puede provocar muchos problemas de salud graves. Añaden que, aunque el ejercicio puede beneficiar al cuerpo de muchas maneras, es importante consultar al médico antes de iniciar un programa de ejercicios, especialmente después de una lesión reciente o si se padece una enfermedad cardiovascular.

 

Síguenos en Google Noticias