Salud

Causas y prevención de la pérdida de la visión

La pérdida de la visión es una pérdida total o parcial de la visión. Dependiendo de la causa, puede producirse de forma repentina o gradual, en uno o en ambos ojos. Algunos tipos de pérdida de visión son temporales o reversibles. La pérdida de la visión es relativamente común. De hecho, los problemas de visión se encuentran entre las diez principales discapacidades de los adultos y entre las más comunes de los niños. Los expertos prevén que los casos podrían aumentar drásticamente de aquí a 2050 debido a las crecientes tasas de diabetes y otras enfermedades crónicas, así como al rápido envejecimiento de la población.

Hay muchas causas posibles de la pérdida parcial o total de la visión, como problemas médicos, lesiones, migrañas y envejecimiento. Este artículo examina los diferentes tipos de pérdida de visión, las causas de la pérdida de visión repentina o progresiva, los tratamientos y los métodos de afrontamiento.

Tipos de pérdida de la visión

La pérdida de visión es el término que designa la pérdida de la capacidad de ver correctamente. Existen diferentes tipos de pérdida de visión, que pueden ser causados por diferentes enfermedades o condiciones, incluyendo:

  • pérdida de la visión central, o dificultad para ver cosas en el centro de la visión
  • pérdida de la visión periférica, o dificultad para ver cosas por el rabillo del ojo
  • Pérdida de la visión general, que es la incapacidad de ver cualquier cosa
  • ceguera nocturna, es decir, dificultad para ver en condiciones de poca luz
  • visión borrosa o nebulosa: la persona siente que su visión es borrosa o que mira a través de un filtro.
  • También puede haber una incapacidad para ver formas o sólo sombras.

Causas de la pérdida repentina de la visión

La pérdida de visión súbita es una pérdida de visión que se produce en un periodo de segundos o minutos hasta días. Puede ser causada por una variedad de condiciones.

Queratitis

La queratitis, o inflamación de la córnea, es una afección que puede darse con más frecuencia en las personas que usan lentes de contacto que en las que no las usan.

La queratitis puede estar causada por una infección o una lesión en el ojo. Los síntomas incluyen visión borrosa, dolor, sensibilidad a la luz o pérdida de visión. Esta condición es temporal. Un médico lo tratará con medicamentos recetados.

Migraña

Muchas personas que padecen migraña experimentan síntomas visuales, conocidos como aura migrañosa. Alrededor del 25-30% de las personas que padecen migraña experimentan síntomas de aura visual. Para algunos, se trata de líneas en zigzag, parpadeos o manchas. Otros experimentan visión de túnel, pérdida total de visión o pérdida de visión a la izquierda o a la derecha. Estos problemas visuales suelen ir acompañados, aunque no siempre, de un dolor de cabeza. Suelen durar menos de una hora, y normalmente persisten entre 10 y 30 minutos. Algunos desaparecen después de unos segundos. El tratamiento de la migraña puede incluir la toma de analgésicos y la permanencia en una habitación oscura, lejos de luces brillantes y sonidos fuertes.

Tensión ocular

Si una persona mira fijamente una pantalla durante mucho tiempo, puede empezar a perder la visión y sentir que los objetos que mira están borrosos. Esto suele ser temporal y puede resolverse alejándose de la pantalla y dejando que los ojos descansen. La regla 20-20-20 puede ayudar a prevenir la fatiga visual. Esto significa que una persona aparta la vista de la pantalla cada 20 minutos, para mirar algo a 20 metros de distancia, durante 20 segundos.

Conjuntivitis

Conocida igualmente como conjuntivitis, la conjuntivitis puede provocar la pérdida de visión. La conjuntivitis es una infección o inflamación de la conjuntiva. También puede causar visión borrosa, enrojecimiento, dolor o dificultad para ver. La conjuntivitis es temporal y suele desaparecer por sí sola. En el caso de la conjuntivitis bacteriana, los colirios antibióticos pueden ayudar.

Abrasión de la córnea

Una lesión en el ojo también puede provocar la pérdida repentina de la visión. Dependiendo de la gravedad de la lesión, puede ser temporal o permanente y el tratamiento puede variar en consecuencia. Es aconsejable consultar a un oftalmólogo para evaluar la gravedad de la lesión.

Causas de la pérdida gradual de la visión

La pérdida de visión no siempre es repentina. A veces puede producirse durante un largo periodo de tiempo.

Degeneración macular asociada a la edad

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad ocular que puede afectar a la visión central de una persona. La DMAE es una de las principales causas de pérdida de visión en personas de 50 años o más. Puede producirse de forma muy gradual o bastante rápida. Muchas personas empiezan a ver una zona borrosa cerca del centro de su visión, que puede aumentar de tamaño con el tiempo.

Glaucoma

El glaucoma es un grupo de enfermedades que dañan el nervio óptico en la parte posterior del ojo. Los síntomas del glaucoma pueden aparecer de forma tan gradual que una persona puede no saber que lo tiene hasta que se somete a una prueba ocular. Puede ocurrir en uno o en ambos ojos. Sin tratamiento, el glaucoma puede acabar provocando ceguera, empezando por la visión periférica. Los médicos utilizan diferentes tipos de tratamiento para el glaucoma, como la medicación (normalmente gotas para los ojos), el tratamiento con láser y la cirugía. El tratamiento no puede revertir el daño ya hecho.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una enfermedad que provoca la pérdida de visión y la ceguera en las personas con diabetes. Afecta a los vasos sanguíneos de la retina, que es la capa de tejido sensible a la luz situada en la parte posterior del ojo. Cualquier persona con cualquier tipo de diabetes puede desarrollar una retinopatía diabética. Por ello, es importante que una persona con diabetes se someta a exámenes oculares periódicos para detectarla a tiempo. Los síntomas no siempre son perceptibles en las primeras fases. El tratamiento puede incluir medicación, tratamiento con láser o cirugía. En el 90% de los casos, la ceguera relacionada con la diabetes puede prevenirse. Si no se trata, la retinopatía diabética puede progresar hasta la ceguera total y permanente.

Cuándo acudir al médico

Muchos tipos de discapacidades visuales pueden prevenirse con un diagnóstico temprano y un tratamiento rápido. Si una persona nota que está perdiendo la vista, debe pedir una cita con su médico para que le revise su estado. Si una persona nota que está perdiendo la visión, debe pedir una cita con su médico para que se la revise. Puede que no haya motivo de preocupación, pero lo mejor es buscar asesoramiento profesional.

Si los síntomas de pérdida de visión van acompañados de alguno de los siguientes síntomas, la persona debe buscar atención médica inmediatamente:

  • dolor de cabeza severo
  • dificultad para hablar
  • caída facial
  • pérdida de control muscular en un lado del cuerpo
  • dolor ocular intenso

Estos síntomas pueden ser signos de una apoplejía u otro problema médico grave.

Diagnóstico

Si una persona experimenta una pérdida de visión repentina, debe ser tratada como una emergencia médica y se debe consultar a un médico rápidamente. Para diagnosticar la pérdida de visión, el médico puede realizar un examen ocular. Puede iluminar los ojos de la persona o pedirle que lea las letras de una tabla para medir su visión. El diagnóstico puede incluir también un examen neurológico para comprobar el funcionamiento de los ojos y el cerebro.

Cómo afrontar la pérdida de visión

Afrontar la pérdida de visión puede ser difícil, sobre todo si es permanente. Hay algunas cosas que una persona puede hacer para ayudarse a sí misma a sobrellevar la situación, y también hay servicios gubernamentales que pueden ayudar.

Las formas de afrontar la pérdida de visión parcial o total pueden ser:

  • reorganizar la casa para facilitar la circulación
  • solicitar la ayuda de la seguridad social
  • terapia del lenguaje
  • Aprendizaje del braille
  • utilizar un perro guía

Prevención

No siempre es posible prevenir la pérdida de visión, pero las personas pueden tomar medidas para garantizar su salud ocular.

Las personas pueden practicar una buena salud ocular tomando las siguientes medidas:

Descansa los ojos

Cada 20 minutos, deja de mirar una pantalla y mira algo a unos 20 metros de distancia durante 20 segundos.

Usar gafas de protección

Utilice gafas de seguridad cuando realice determinadas actividades, como la práctica de ciertos deportes, trabajos de construcción o reparaciones domésticas.

Usar gafas de sol

Elija gafas de sol que protejan los ojos del 99-100% de los rayos UVA y UVB.

Las revisiones oculares periódicas, el conocimiento del riesgo de padecer enfermedades oculares, una buena alimentación y dejar de fumar también pueden ayudar a proteger los ojos.

La pérdida de visión puede tener muchas causas. Las causas temporales son la migraña y la conjuntivitis. Las afecciones médicas, como la retinopatía diabética y la DMAE, pueden provocar una pérdida de visión permanente. A menudo, no hay signos o síntomas de advertencia de la enfermedad ocular. El diagnóstico y el tratamiento tempranos de los problemas oculares es la mejor manera de mantener los ojos sanos, y es importante buscar atención médica si se produce una pérdida de visión.

También puede leer: Cómo reducir el colesterol para disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas