Nutrición

Por qué y cómo seguir una dieta ceto en caso de colesterol

Por cada persona que alaba la dieta cetogénica, hay otra que advierte de sus efectos adversos sobre el corazón. El temor es que seguir una dieta alta en grasas, baja en proteínas y baja en carbohidratos eleve los niveles de colesterol, lo que a su vez podría aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Esta preocupación está ciertamente justificada. En la dieta ceto, diariamente se consume hasta el 80% de las calorías en forma de grasa y sólo 20-50 gramos de carbohidratos netos, un término utilizado en dietas populares como la dieta ceto y la dieta Atkins, pero no reconocido oficialmente por la comunidad médica. Todo esto significa que va a comer mucha grasa al día, y para cumplir con esta cuota puede hacer elecciones poco saludables como la mantequilla, el aceite de coco y las grasas animales, todas ellas fuentes de grasas saturadas, que se han relacionado con una mala salud del corazón. El objetivo de la ceto es cambiar su cuerpo de un estado de quema de carbohidratos a un estado de quema de grasas, conocido como cetosis.

Pero el efecto de la dieta ceto en la salud del corazón no es tan simple como parece. De hecho, la dieta ceto puede no tener un efecto tan malo sobre el colesterol como algunos pensaban.

Al observar los datos, hay dos cosas claras. Si se observan los estudios de población y los ensayos clínicos, el impacto de la dieta cetogénica en los lípidos es modesto. En la mayoría de los casos, las investigaciones muestran que las dietas cetogénicas dan lugar a modestas reducciones de los triglicéridos, a modestos cambios en las lipoproteínas de alta densidad (HDL, o «buenas») que protegen el corazón, y a cambios mínimos en las lipoproteínas de baja densidad (LDL, o «malas»). Algunos estudios muestran un aumento de los niveles de LDL en dietas bajas y muy bajas en carbohidratos. (Sin embargo, no hay estudios a largo plazo).

Que estos niveles, especialmente el HDL, aumenten o disminuyan depende en gran medida de la calidad de su dieta ceto. Uno de los problemas es que no existe una única dieta cetogénica. Hay diferentes maneras de seguirlo, y algunas personas son cuidadosas con los tipos de grasas que comen, mientras que otras no lo son.

En una revisión, publicada en Nutrients en mayo de 2017, se señala que en los estudios realizados en humanos con personas de peso normal y con obesidad, las dietas ceto se asocian generalmente con reducciones del colesterol total, aumentos del HDL, disminuciones de los triglicéridos y reducciones del LDL. Al mismo tiempo, otras investigaciones, señala la revista, muestran algo diferente: un aumento del LDL o ningún cambio. En los ensayos en los que el LDL se redujo, las personas seguían una dieta baja en carbohidratos con un alto contenido de grasas insaturadas saludables y un bajo contenido de grasas saturadas no saludables, señalan los autores.

Un estudio incluido en la citada revisión se publicó en octubre de 2012 en Nutrition y comparó una dieta baja en carbohidratos con una dieta muy baja en carbohidratos y alta en grasas (lo que constituiría una dieta ceto) en más de 360 participantes con sobrepeso y obesidad. Algunos de los participantes tenían diabetes, otros no. Al cabo de un año, los participantes del grupo de ceto vieron disminuir su colesterol total, triglicéridos y LDL, mientras que su HDL aumentó.

Predicción de cómo la dieta ceto puede afectar a sus niveles de colesterol

Para saber si la dieta ceto puede tener un efecto negativo en su colesterol, considere sus niveles iniciales de triglicéridos. Los triglicéridos son otro tipo de grasa en la sangre que el cuerpo utiliza como energía. Los niveles elevados de triglicéridos y LDL pueden dar lugar a depósitos de grasa que obstruyen las arterias. Los niveles normales son inferiores a 150 miligramos por decilitro (mg/dL).

Si sus niveles son normales, puede probar con seguridad la dieta ceto. Para las personas con niveles normales o perfectos de triglicéridos, la dieta ceto tiene poco o ningún impacto. Sin embargo, si tiene resistencia a la insulina, diabetes de tipo 2 y/o obesidad abdominal, y sus triglicéridos son altos, puede sentir que debe evitar la ceto, pero puede ser lo contrario. De hecho, el bajo contenido de carbohidratos de la ceto puede reducir potencialmente la resistencia a la insulina y mejorar los triglicéridos.

Investigaciones recientes también sugieren este efecto. Un pequeño ensayo controlado aleatorio, publicado en agosto de 2020 en Nutrition & Metabolism, analizó a 34 adultos mayores con obesidad durante ocho semanas. Los que siguieron una dieta muy baja en carbohidratos perdieron tres veces más grasa visceral que el grupo bajo en grasas. Los que siguieron la dieta baja en carbohidratos también experimentaron mayores mejoras en la sensibilidad a la insulina, los niveles de triglicéridos y el colesterol HDL.

En este sentido, la relación entre los triglicéridos y el colesterol HDL es otra capa. Cuando los triglicéridos son altos, el HDL suele ser bajo. Si se invierte el escenario, cualquier cosa que reduzca los triglicéridos también tenderá a aumentar el HDL. Recuerde que el HDL es un tipo de colesterol «bueno» que transporta parte del LDL del torrente sanguíneo al hígado, donde puede ser metabolizado y eliminado. Aumentar el HDL es bueno para el corazón.

Cómo la ceto puede cambiar su nivel de colesterol LDL

El impacto de una dieta alta en grasas y muy baja en carbohidratos sobre su LDL no está tan claro. El LDL es el tipo de colesterol vinculado a la aterosclerosis, que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Puede subir, bajar o permanecer relativamente estable. En teoría, si sus niveles de triglicéridos son normales y sigue una dieta ceto para perder peso, el LDL puede permanecer estable. Del mismo modo, si su nivel de triglicéridos es alto al principio y disminuye con la cetosis, su nivel de LDL puede permanecer estable.

¿Cómo se puede seguir una dieta ceto sin perjudicar la salud del corazón?

Uno de los inconvenientes de la dieta ceto es la idea de que se puede comer toda la grasa que se quiera. Esta no es una mentalidad saludable. Es mejor elegir grasas cardioprotectoras [insaturadas], como los frutos secos, la mantequilla de frutos secos, las semillas, los aguacates y los aceites extra virgen, como el aceite de oliva. Además, evite los alimentos ricos en grasas saturadas (como la mantequilla) como principal fuente de grasa.

No sólo es importante la grasa, sino también optimizar la pequeña cantidad de carbohidratos que se permite. Puede ser difícil obtener suficiente fibra, y deberá asegurarse de comer muchas verduras de bajo índice glucémico (opciones sin almidón como las espinacas y el brócoli). En última instancia, los beneficios provienen de la sustitución de alimentos como los carbohidratos procesados, que según los expertos son perjudiciales para el bienestar general, por alimentos saludables para el corazón, como las grasas insaturadas.

Se ha dicho una y otra vez: Si usted está haciendo un cambio importante en su dieta, incluyendo la dieta ceto, primero debe hablar con su médico y asegurarse de que el cambio es seguro para usted y sus problemas de salud. También debe hacerse un control de los niveles de lípidos antes y durante la dieta cetogénica, para que su médico pueda observar si hay un pico de colesterol y determinar si esta dieta es saludable para usted.

Una de las principales preocupaciones es que, una vez que se deja de seguir la dieta ceto, se continúa comiendo una dieta alta en grasas saturadas, combinada con una dieta típica americana estándar (una dieta alta en calorías con alto contenido de granos y proteínas refinadas, pero baja en frutas y verduras). Debido a que la dieta ceto es muy restrictiva, la mayoría de las personas no la siguen a largo plazo, por lo que hay que vigilar la dieta y planificar adecuadamente cuando se deja la dieta.

Lo esencial de probar la dieta ceto destinada a reducir el colesterol

Si tiene niveles altos de colesterol o triglicéridos, hable primero con su médico antes de empezar una dieta ceto. Si le dan luz verde, siga buscando su ayuda. Hay muchos libros populares sobre cómo seguir una dieta cetogénica, pero los pacientes necesitan apoyo y consejos adicionales y conversaciones continuas para saber si le está funcionando.

Puede interesarle: Los 7 alimentos que reducen el LDL y aumentan el HDL

 

Síguenos en Google Noticias