Salud

Causas de la rigidez de los dedos y consejos para aliviarla

La rigidez de los dedos puede ser preocupante, al igual que la pérdida de movilidad. Aunque la artritis es una de las principales causas de la rigidez de los dedos, hay otros factores que hay que tener en cuenta.

Una persona puede experimentar rigidez en los dedos en un momento determinado del día, lo que puede indicar una determinada afección. Esto puede ayudar al médico a hacer un diagnóstico. Para determinar el mejor tratamiento para la rigidez de los dedos, primero hay que determinar la causa. Este artículo explora las diferentes causas de la rigidez de los dedos y las opciones de tratamiento disponibles. También describe algunos estiramientos y ejercicios que una persona puede hacer en casa para ayudar a recuperar la flexibilidad de las manos.

Por la mañana

Una persona puede notar que la rigidez de los dedos es peor por la mañana. En los siguientes apartados se describen algunas de las afecciones que provocan rigidez en los dedos por la mañana.

Osteoartritis

La osteoartritis es una forma de artritis que provoca una inflamación alrededor de las articulaciones.  Esta afección es el resultado de la ruptura o el daño del cartílago articular entre los huesos. La falta de movimiento prolongada durante el sueño puede provocar un endurecimiento de las articulaciones.

Otros síntomas que puede experimentar una persona con osteoartritis son:

  • dolor articular de leve a intenso
  • hinchazón
  • sensibilidad
  • rigidez al levantarse de la cama
  • disminución de la amplitud de movimiento
  • una menor flexibilidad.

La artrosis de las manos suele afectar a:

  • la base de la articulación del pulgar
  • las articulaciones más cercanas a las puntas de los dedos
  • la articulación central de los dedos.

Además de los dedos, la artrosis puede afectar a la zona lumbar, al cuello y a articulaciones como las rodillas, las caderas y los pies.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es otra forma de artritis. Se trata de una enfermedad autoinmune e inflamatoria, lo que significa que las propias células inmunitarias del organismo atacan a las células sanas y causan inflamación en algunas partes del cuerpo. La persona puede experimentar rigidez en los dedos y rigidez general por la mañana, que puede durar varias horas. La enfermedad suele afectar a las articulaciones de la muñeca y los dedos. Un síntoma único de la artritis reumatoide es que los dedos se separan del pulgar. Los dedos también pueden cambiar de forma, por ejemplo, el dedo corazón puede estirarse y doblarse.  Una persona con artritis reumatoide también puede tener dificultades para doblar los dedos.

Otros signos y síntomas de la artritis reumatoide son:

  • dolor y rigidez en más de una articulación
  • sensibilidad e hinchazón en más de una articulación
  • fiebre
  • fatiga
  • debilidad
  • pérdida de peso
  • los mismos síntomas en ambos lados del cuerpo

Dedo en gatillo

El dedo en gatillo se produce cuando el líquido de la vaina protectora que rodea los tendones del dedo afectado se inflama. Suelen estar afectados el dedo anular y el pulgar, pero todos los demás dedos pueden verse afectados.

Esta afección puede provocar dificultades para mover la articulación afectada, así como:

  • dolor al doblar o enderezar el dedo
  • sofocos
  • hinchazón
  • Bloqueo del dedo afectado en posición doblada
  • un bulto sensible en la base del dedo del lado de la palma de la mano
  • una sensación de enganche, chasquido o bloqueo al mover el dedo.

Algunas causas potenciales del dedo en gatillo son:

  • enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y la diabetes
  • uso excesivo de la articulación afectada o lesión por esfuerzo repetitivo
  • organismos infecciosos, como el estafilococo áureo resistente a la meticilina o las infecciones estafilocócicas.
  • También es posible que no haya una causa establecida para el dedo en gatillo.

La rigidez y el bloqueo del dedo afectado suelen agravarse tras largos periodos de inactividad, como al levantarse por la mañana.

Contractura de Dupuytren

La contractura de Dupuytren es una enfermedad que afecta a la fascia de las manos, que es el tejido conjuntivo que rodea los huesos. Suele afectar a los dedos anular y meñique, y es más frecuente por la mañana. El tipo de colágeno normalmente presente en la mano es el colágeno de tipo 1. Sin embargo, en la contractura de Dupuytren, se sustituye por colágeno de tipo 3. Esto provoca cambios en la movilidad de la mano y en la fuerza de agarre. Se forman nódulos a lo largo de las líneas tendinosas, que acaban produciendo cordones que provocan deformidades en la contractura.

Una persona con contractura de Dupuytren puede sentir los nódulos en el lado de la palma de la mano. Las cuerdas se engrosan y se acortan, provocando una pérdida de amplitud de movimiento en las manos. Los dedos afectados pueden contraerse y puede ser difícil enderezarlos.

Por la noche

La persona también puede experimentar rigidez en los dedos por la noche. En las siguientes secciones se analizan algunas de las condiciones que causan rigidez en los dedos por la noche.

Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano se produce cuando el nervio que va desde el antebrazo hasta la palma de la mano, llamado nervio mediano, se presiona o comprime en la muñeca. Una persona con síndrome del túnel carpiano puede experimentar entumecimiento u hormigueo frecuentes en los dedos, sobre todo en los dedos pulgar, índice y corazón. Los síntomas suelen aparecer por la noche mientras se está acostado y normalmente mejoran durante el día. Sin embargo, a medida que la afección progresa, la persona con síndrome del túnel carpiano también puede experimentar síntomas durante el día, especialmente con movimientos repetitivos.

Tendinitis de la mano

La tendinitis se produce cuando hay inflamación e hinchazón de los tendones. Se produce como resultado de actividades repetitivas como la práctica de deportes o la realización de trabajos manuales. Una persona con tendinitis en la mano puede sentir dolor justo fuera de la articulación, especialmente al moverla. También pueden experimentar hinchazón en la zona afectada.

Durante el embarazo

Una persona puede desarrollar el síndrome del túnel carpiano durante el embarazo. El síndrome del túnel carpiano relacionado con el embarazo es el resultado de la retención de líquidos por las hormonas. El líquido ablanda el ligamento del canal de la muñeca, lo que puede comprimir el nervio mediano.

Esta afección provoca síntomas como:

  • una sensación de hormigueo en los dedos
  • adormecimiento
  • rigidez
  • debilidad
  • una sensación de ardor en los dedos
  • un dolor agudo y punzante en la muñeca
  • dolor que se irradia al brazo y al hombro
  • dolor que empeora por la noche

Otras causas de la rigidez de los dedos

La rigidez de los dedos también puede deberse a causas que no son específicas de un momento del día. Por ejemplo, una persona puede sufrir rigidez en los dedos como resultado de una lesión en la mano, como:

  • una fractura
  • un desgarro
  • un esguince
  • una lesión muscular o de los tendones
  • una dislocación

Los síntomas que pueden acompañar a una lesión en la mano son:

  • dolor
  • hinchazón
  • sofocos
  • una sensación de calor en la zona afectada
  • moretones

Diagnóstico de la causa de la rigidez de los dedos

Para diagnosticar la causa de la rigidez de los dedos, el médico probablemente hará preguntas sobre el nivel de actividad y los síntomas de la persona. También puede preguntar sobre cualquier lesión que se haya producido en los días anteriores a la cita. También realizará una exploración física para comprobar la amplitud de movimiento y evaluar los síntomas.

Las pruebas de imagen, como las radiografías, forman parte del proceso. El examen de las estructuras subyacentes de la mano puede ayudar al médico a identificar cualquier irregularidad, como una lesión. En algunos casos, el médico puede utilizar una tomografía computarizada o una resonancia magnética para ver de cerca las estructuras de la mano.

Tratamiento de la rigidez de los dedos

Las opciones de tratamiento disponibles para una persona con dedos rígidos dependen de la causa de la rigidez. Casi todas las causas de la rigidez de los dedos se benefician de los medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno. El médico probablemente recomendará una serie de métodos de autocuidado y remedios caseros antes de considerar tratamientos alternativos, como los esteroides o la cirugía.

Estiramientos para aliviar la rigidez de los dedos

Estirar la mano es una parte importante del tratamiento y puede ayudar a prevenir o reducir la rigidez. Varios estiramientos pueden ayudar a promover la función completa de la mano y una gama completa de movimiento. Por ejemplo, un estudio de 2017 descubrió que los participantes con artritis reumatoide tenían una mejor función de la mano después de realizar ejercicios de manos. Aunque el cumplimiento a largo plazo de los ejercicios de estiramiento puede ser difícil, es crucial para mejorar la función de la mano. Los estiramientos de manos y dedos no sustituyen al tratamiento, pero en muchos casos pueden ser complementarios. Dependiendo de la causa de la rigidez, el médico puede recomendar ejercicios específicos. La persona debe seguir los consejos de su médico o fisioterapeuta.

Aquí tiene algunos ejemplos de estiramientos para los dedos rígidos.

  • Puño suave

Practicar un puño suave puede ayudar a promover el movimiento de la mano. Para ello:

Abra la mano abriendo los dedos lo más posible.

Apriete el puño suavemente con el pulgar sobre el resto de los dedos.

No apriete demasiado.

Mantenga esta posición durante 45 segundos.

Repetir cinco veces al día.

Esto no debería causar ningún dolor y debería ayudar a que la mano se sienta más abierta y móvil.

  • Flexión de los dedos

Esta actividad favorece la amplitud de movimiento de los tendones y los músculos. Para actuar:

Coloque el brazo y la mano sobre una mesa con la palma hacia arriba.

Manteniendo la muñeca recta, lleva lentamente los dedos hacia la palma de la mano.

Suelte lentamente los dedos hasta que vuelvan a apoyarse en la mesa.

Repite 10 veces.

  • Toques con los dedos

Los toques con los dedos favorecen la amplitud de movimiento del pulgar. Para realizarlas:

Con la palma de la mano hacia arriba, lleva los dedos hacia arriba.

Doblar el pulgar sobre la palma de la mano hasta tocar la base del dedo meñique y mantenerlo durante 5 segundos.

Vuelva a colocar el pulgar en su posición normal.

Repite, tocando la base de los otros dedos con el pulgar.

Repite esta serie cinco veces.

  • Estiramiento de los dedos

Este ejercicio estira todos los dedos al mismo tiempo y puede ayudar a mejorar la amplitud de movimiento. Para actuar:

Comience con la mano apoyada en una mesa, con la palma hacia abajo.

Presione suavemente para que los dedos estén lo más rectos y planos posible contra la mesa, sin forzar las articulaciones ni causar dolor.

Mantenga esta posición hasta 60 segundos y luego suéltela.

Repite este ejercicio cinco veces al día.

  • Estiramiento de la yema del dedo

Este estiramiento favorece la amplitud de movimiento de las puntas de los dedos. Para hacerlo:

Mantenga la mano en posición vertical con la palma hacia el cuerpo.

Bajar las yemas de los dedos hasta que toquen la parte superior de la palma de la mano.

Mantén esta posición durante 30 segundos y suéltala.

Repite este ejercicio cinco veces al día para cada mano.

  • Fortalecer el agarre y el pellizco

Los médicos también pueden recomendar ejercicios de fortalecimiento del agarre y del pellizco. Las bolas blandas y elásticas pueden ofrecer cierta resistencia cuando la persona las aprieta o las pellizca.

Aquí tienes algunos consejos sobre cómo utilizarlos:

  • Aprieta un fortalecedor de agarre tan fuerte como puedas sin causar dolor.
  • Mantenga la posición durante unos segundos y luego suéltela.
  • Intenta hacer el ejercicio de 10 a 15 veces al día.
  • Puede ser una buena idea alternar las manos en diferentes días para permitir que cada mano descanse.
  • Cuando utilice un pellizco más suave, pellizque entre los cinco dedos con toda la fuerza que pueda sin causar dolor. Mantén el pellizco hasta 30 segundos, luego suéltalo, y trata de repetir el ejercicio 15 veces al día.
  • El ejercicio con estas herramientas es importante para aumentar la fuerza de los músculos de la mano y los dedos.

Remedios caseros

Hay algunas cosas que una persona con dedos rígidos puede hacer en casa para mejorar sus síntomas. Estos incluyen:

  • aplicar calor o compresas de hielo en los dedos afectados
  • tomar antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina
  • realizar ejercicios de manos para recuperar la movilidad
  • aplicar cremas o geles de capsaicina en los dedos afectados
  • descansar los dedos afectados en caso de lesión o traumatismo grave
  • limitar el uso de los dedos afectados

Férulas o yesos

El uso de férulas, como las anulares, puede ayudar a alinear los dedos rígidos, mejorar la función y evitar la progresión de la deformidad. Las férulas estabilizan el dedo y pueden ayudar a recuperar la amplitud de movimiento normal. Puede favorecer el estiramiento de los tejidos contraídos. El entablillado puede ser eficaz para el dedo en gatillo y puede dar lugar a una tasa de curación del 60% si una persona utiliza una férula durante 6-9 semanas.

En resumen

La rigidez de los dedos puede ser incómoda, y la artritis o las lesiones leves son causas comunes. En algunos casos, los responsables son los problemas de salud que afectan a los huesos, el tejido conectivo o los músculos de la mano. Un médico puede diagnosticar la causa y recomendar el mejor tratamiento. Las opciones de tratamiento incluyen analgésicos, férulas en los dedos, inyecciones de enzimas y corticoides y cirugía. Estirar las manos y los dedos puede ayudar a prevenir la rigidez, y los ejercicios suelen complementar el tratamiento.

También puede leer: ¿Cuáles son las fases del sueño en adultos?