Bienestar

Depresión, tristeza: 4 terapias complementarias para sentirse bien con uno mismo

Las terapias complementarias, como el yoga, los complementos alimenticios y la terapia con animales domésticos, pueden ayudar a las personas a sobrellevar los síntomas de ciertos trastornos del estado de ánimo y mejorar su calidad de vida. Tradicionalmente, los médicos tratan trastornos como la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático (TEPT) con una combinación de medicamentos y psicoterapia. Los problemas de salud mental son comunes, pero los tratamientos alternativos más allá de los enfoques estándar pueden ayudar a más de estas personas a controlar sus síntomas. Las personas que viven con problemas de salud mental pueden encontrar útiles las siguientes terapias alternativas. Este artículo analiza las diferentes terapias alternativas para los problemas de salud mental, así como sus beneficios y riesgos.

  1. Ácidos grasos poliinsaturados omega-3

El aceite de pescado es una rica fuente de ácidos grasos omega-3, que pueden reducir los síntomas de salud mental y mejorar la salud del corazón. Los omega-3 pueden ayudar a las personas con una serie de problemas de salud mental, como por ejemplo:

  • depresión
  • trastorno bipolar
  • esquizofrenia
  • TDAH
  • trastornos cognitivos
  • trastorno afectivo estacional

Aunque las pruebas que apoyan este uso de los omega-3 son escasas, el riesgo es mínimo. Algunos estudios han encontrado pruebas prometedoras de la utilidad de los suplementos de omega-3 para tratar la depresión y estabilizar el estado de ánimo, mientras que otros no han encontrado pruebas concluyentes de su utilidad. Sin embargo, los médicos pueden considerar el uso de omega-3 como complemento de los antidepresivos.

  1. Yoga

El yoga es una práctica física, mental y espiritual que comenzó en la antigua India y consiste en una serie de movimientos físicos y posturas. Dado que el yoga centra la mente, los médicos pueden recomendarlo a personas con depresión, esquizofrenia y trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

El yoga es generalmente seguro, con pocos riesgos aparte de la fatiga y la falta de aliento, aunque esto puede depender del nivel de condición física del individuo. Los posibles beneficios del yoga son:

  • mayor flexibilidad
  • mejor equilibrio
  • reducción del estrés
  • mejora de la calidad de vida
  • mejor mantenimiento del peso corporal
  • mejora de la inmunidad

No hay estudios de alta calidad sobre el valor del yoga como terapia para los problemas de salud mental. Algunos estudios ofrecen pruebas moderadas de los efectos beneficiosos del yoga en comparación con la atención habitual. Sin embargo, los beneficios del yoga parecen limitados en comparación con los de las técnicas de respiración, la relajación muscular progresiva y el ejercicio aeróbico. Dicho esto, los médicos pueden considerarlo un valioso tratamiento complementario para las personas con trastornos depresivos.

  1. Terapia con mascotas

Cada vez más, los enfoques de bienestar utilizan perros, caballos y otros animales para ayudar a las personas con problemas de salud mental. Algunas investigaciones sugieren que la terapia asistida con animales puede reducir los síntomas emocionales y psiquiátricos, como la ansiedad y la depresión. Entre los ejemplos de terapia con animales se encuentra la psicoterapia asistida por caballos. Esta terapia basada en los caballos pretende mejorar las emociones y los comportamientos de las personas enseñándoles a cuidar y montar a caballo. Los caballos están muy alerta y son muy sensibles a las emociones de las personas. Las sesiones de terapia aprovechan las sensibilidades naturales de los caballos.

Los participantes deben ser conscientes de sí mismos y utilizar el comportamiento del caballo para obtener información, al tiempo que se centran en crear un vínculo basado en la comprensión mutua. Aunque las pruebas científicas rigurosas son escasas, algunos pequeños estudios demuestran que la equinoterapia puede reducir la ansiedad, la depresión y la impulsividad. Las alergias, infecciones y accidentes relacionados con los animales son algunos de los riesgos de la terapia con mascotas. Sin embargo, unos sencillos protocolos de higiene pueden minimizar estos riesgos, y se ha demostrado que los beneficios son mayores que los riesgos.

  1. SAMe o S-adenosil metionina

Más conocida como SAMe, esta sustancia química natural está presente en todas las células del cuerpo y desempeña un papel esencial en más de 200 vías metabólicas.

La SAMe puede utilizarse sola o con otros antidepresivos. Parece ser beneficioso como tratamiento para la depresión, funciona rápidamente y no causa aumento de peso, disfunción sexual o sedación como algunos otros antidepresivos de prescripción. Además, las personas mayores y las que toman medicamentos que comprometen la función hepática toleran mejor la SAMe que otros antidepresivos. Por ello, algunos expertos creen que debería ser la medicina alternativa de elección.

Sin embargo, al igual que otros antidepresivos activadores, la SAMe puede agravar la ansiedad y el pánico. Por lo tanto, si las personas muestran signos de manía o trastorno bipolar, la SAMe puede ser inadecuada o requerir el uso simultáneo de medicamentos estabilizadores del estado de ánimo.

Las terapias complementarias y alternativas para los problemas de salud mental incluyen el yoga, la terapia con animales domésticos y los suplementos dietéticos, como el omega-3 y la SAM. Estos enfoques pueden aumentar la sensación de bienestar, reducir la ansiedad, aliviar los síntomas de la depresión y promover la relajación. Los médicos pueden recomendar estas terapias a las personas cuyos síntomas no se alivian con la medicación tradicional o la psicoterapia. Pueden sugerir que las personas las prueben junto con su medicación habitual o en lugar de ella.

Aunque hay pruebas de los beneficios de estas terapias para los problemas de salud mental, como la ansiedad y la depresión, la investigación es limitada. Por ello, muchos aspectos siguen sin estar claros, y la realización de más estudios a gran escala ayudaría a determinar los verdaderos beneficios de estas terapias alternativas. Antes de probar terapias alternativas para los problemas de salud mental, hay que consultar con el médico si estas opciones son adecuadas.

Puede interesarle: Las 4 mejores posiciones para dormir bien

 

 

Síguenos en Google Noticias