Bienestar

13 beneficios físicos y mentales de la natación

La natación es un ejercicio para personas de todas las edades. Puede ser fácil y barato, y cada uno puede ir a su ritmo. La natación ayuda a una persona a ponerse o mantenerse en forma, pero los beneficios se extienden también a la salud mental. Las personas de entre 19 y 64 años deben realizar 150 minutos de actividad aeróbica moderada cada semana. Los niños más pequeños también deben ser físicamente activos.

Es importante incorporar ejercicios de entrenamiento de fuerza en cualquier rutina para mantener la fuerza muscular y la flexibilidad. Si su salud lo permite, estos ejercicios deben continuarse el mayor tiempo posible durante toda la vida. Una persona puede elegir la natación en lugar de otras formas de ejercicio por diversas razones. Proporciona al cuerpo un entrenamiento completo y tiene muchos beneficios para personas de todas las edades y niveles de condición física.

13 beneficios de la natación

La natación ofrece muchos beneficios para la salud mental y física. A continuación se enumeran quince de ellos.

  1. Favorece el estado de ánimo

El ejercicio libera endorfinas, que mejoran el estado de ánimo. La natación también puede fomentar la confianza en uno mismo y las habilidades sociales, lo que puede repercutir en la autoestima de una persona. Un estudio piloto de 2014 sobre personas con demencia demostró que las personas que nadaron regularmente durante un periodo de 12 semanas mostraron una mejora en su estado de ánimo.

  1. Un entrenamiento de todo el cuerpo

La natación puede aumentar el ritmo cardíaco, tonificar los músculos y controlar el peso. Implica a casi todos los grupos musculares principales, requiriendo el uso de los brazos, las piernas, el torso y el estómago.

Natación:

  • Aumenta el ritmo cardíaco sin someter al cuerpo a ningún tipo de estrés.
  • mejora la resistencia
  • tonifica los músculos
  • mejora la condición física
  • ayuda para el control de peso
  1. Fortalece la fuerza cardiovascular

El ejercicio cardiovascular, a menudo llamado cardio, implica al corazón, los pulmones y el sistema circulatorio. Un programa de entrenamiento completo, como la natación, incluye este tipo de ejercicios.

Las investigaciones indican que la tasa de mortalidad de los nadadores es la mitad de la de las personas inactivas. Un estudio de 2016 indica que la natación puede ayudar a reducir la presión arterial y a controlar los niveles de azúcar en sangre.

  1. Ayuda a mejorar el sueño

Un ensayo en el que participaron adultos mayores con insomnio mostró una mejora del sueño en aquellos que hacían ejercicio con regularidad. Un estudio de 2010 reveló que cerca de la mitad de la población de edad avanzada declaró tener dificultades para dormir. La natación, si es accesible, puede ser beneficiosa para quienes buscan dormir mejor.

  1. Adecuado para todas las edades y niveles de condición física

Algunos tipos de ejercicios pueden ser difíciles para las personas que se inician en el deporte o que se sienten muy incapaces. Sin embargo, la natación permite a una persona ir a su propio ritmo, y puede ser acogedora para los recién llegados. Una persona puede aprender a nadar a una edad muy temprana, y la mayoría de las piscinas tienen una zona reservada para los principiantes y las personas que prefieren nadar lentamente.

  1. Variedad y diversión

La gente tiende a aburrirse con ejercicios repetitivos, pero hay muchas maneras de hacer que la natación sea interesante. Hay muchas brazadas que dominar y ayudas a la flotación que probar. Además, las clases de aeróbic acuático y de polo, así como la carrera y el buceo, pueden ayudar a añadir variedad.

  1. Esta es una gran habilidad que hay que tener

Los beneficios de aprender a nadar con seguridad y confianza pueden ir más allá de la forma física y mental. En algunos casos, puede incluso significar salvar vidas.

  1. La quema de calorías

La natación es una forma estupenda de quemar calorías. La cantidad de calorías quemadas depende del peso de la persona y de la intensidad con la que nade. Utilice una calculadora de calorías para determinar cuántas calorías se queman durante su entrenamiento.

  1. Bueno para las personas lesionadas

Una lesión o afección, como la artritis, puede dificultar la realización de ejercicios de alto impacto. Debido a que el agua sostiene suavemente los músculos, la natación es preferida por muchas personas que no pueden participar en ejercicios de alto impacto y alta resistencia.

  1. Seguridad en el embarazo

La natación es una forma de ejercicio recomendada para las embarazadas. El sobrepeso puede provocar dolores articulares y musculares durante el embarazo. La natación es especialmente popular entre las mujeres embarazadas porque el agua puede soportar este peso. Esto le ayudará a sentirse más cómoda mientras se mantiene en forma. Siempre es conveniente consultar a un médico cuando se inicia una nueva forma de actividad durante el embarazo.

  1. Bueno para las personas con discapacidades

Una discapacidad física, como la paraplejia, puede limitar las oportunidades de formación. Dado que el agua ofrece resistencia y apoyo, muchas personas consideran que la natación es una opción ideal. Como la natación puede aumentar la confianza en sí mismo y mejorar las habilidades sociales, puede ser beneficiosa para las personas con discapacidades mentales.

  1. Mejora los síntomas de la esclerosis múltiple (EM)

El agua mantiene las extremidades a flote, por lo que las personas con EM pueden beneficiarse del apoyo y la suave resistencia que proporciona el agua. Un estudio observó una reducción significativa del dolor cuando las personas con EM participaron en un programa de natación de 20 semanas. Los participantes también informaron de una mejora en la fatiga y la depresión relacionadas con la EM.

  1. Ayuda a controlar el asma

Además de reforzar la fuerza cardiovascular, la natación puede aumentar la capacidad pulmonar y mejorar el control de la respiración. Aunque el aire húmedo de las piscinas cubiertas también puede ayudar a mejorar los síntomas del asma, algunos estudios indican que los productos químicos desinfectantes utilizados en las piscinas pueden empeorar los síntomas.

También pueden aumentar la probabilidad de que un nadador desarrolle la enfermedad.

También puede interesarle leer: Personas sedentarias tienen un 80% más riesgo de padecer cáncer

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.