Salud

12 consejos de la revista The Lancet para prevenir la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una amenaza real para las sociedades occidentales cada vez más antiguas. Los estudios han demostrado que las mujeres parecen correr un mayor riesgo que los hombres. Como actualmente no existe ningún medicamento eficaz para frenar el desarrollo de la enfermedad, la prevención desempeña un papel esencial, o al menos complementario, antes de que cualquier medicamento salga al mercado.

Se supone que la enfermedad de Alzheimer comienza en el cerebro unos 20 o 30 años antes de que aparezcan los primeros síntomas. Este artículo se basa en un estudio publicado en julio de 2020 en la famosa revista inglesa The Lancet. En conjunto, estos 12 factores de riesgo modificables representan alrededor del 40% de la demencia en todo el mundo que teóricamente puede prevenirse o retrasarse. Los primeros signos de la enfermedad de Alzheimer pueden ser el olvido de eventos o conversaciones recientes.

  1. Hacer ejercicio regularmente (y perder la grasa abdominal)

En general, para una buena salud, los especialistas recomiendan unos 150 minutos de ejercicio físico por semana, como caminar. El ejercicio aumenta el flujo de sangre al cerebro. Varios estudios han demostrado el valor del ejercicio para prevenir la enfermedad de Alzheimer. Podemos citar un estudio publicado el 27 de diciembre de 2017 en la revista científica Neurology que demostró que hacer ejercicio dos veces por semana podría mejorar las habilidades de pensamiento y la memoria en personas con un deterioro cognitivo moderado. La pérdida de grasa abdominal es también un excelente medio de prevención.

  1. Presta atención a tu oído

Haga todo lo que pueda para evitar la pérdida de audición, por ejemplo, si trabaja en un lugar ruidoso, use siempre auriculares y evite escuchar música a alto volumen. Si es posible, consulte a un especialista de vez en cuando para evaluar su nivel de audición. Se cree que la disminución de la audición es el principal factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, según el estudio de The Lancet.

  1. Socializar

Intente socializar lo más posible, especialmente si ya no trabaja. Algunas ideas: unirse a un club (por ejemplo, jugar, pasear, deportes, leer, etc.), tomar clases (por ejemplo, de idiomas, etc.). Si tiene una religión, participe activamente en las actividades de su comunidad, viaje con amigos, familia o en un viaje organizado. La socialización mejora ciertas funciones cerebrales importantes.

  1. Dejar de fumar

Para un fumador empedernido de entre 50 y 60 años, el riesgo de padecer Alzheimer es el doble que para un no fumador. Fumar aumenta el riesgo de inflamación en el cerebro, conduciendo en particular a la formación de neurotoxinas. Un meta-análisis de la Universidad de California en San Francisco también descubrió que el fumar duplica el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Además, una persona con una predisposición genética que fuma tiene un riesgo aún mayor de desarrollar la enfermedad.

  1. Controlar la presión sanguínea

La presión arterial alta es un factor de riesgo importante para la enfermedad de Alzheimer. Por lo tanto, es esencial medir su presión arterial regularmente y mantenerla dentro de la norma.

  1. Perder peso en caso de obesidad

Se sabe que la obesidad es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Haga todo lo que pueda para perder peso cambiando su dieta y haciendo ejercicio regularmente.

  1. Trabaja tu cerebro

Cada día nuestro cerebro necesita ser estimulado. Hablar más de un idioma es una buena manera de aumentar la memorización. Si ya hablas un idioma que no es tu lengua materna, intenta mantener el nivel de ese idioma, por ejemplo, leyendo sitios web de noticias o viendo videos. Con Internet, ahora es muy fácil aprender un idioma y mantener el nivel a un bajo costo. Sabemos que el cerebro es capaz de evolucionar de forma positiva, especialmente haciendo que funcione, este concepto se conoce como neuro-plasticidad. Sin embargo, sabemos que con la edad esta plasticidad tiende a disminuir en todos, no sólo en las personas con la enfermedad de Alzheimer. Un hobby también ayuda a mantenerte mentalmente activo. Se recomienda especialmente la jardinería. Si es posible, busque un hobby para hacer en grupo, como un club de caminatas o de viajes.

  1. Use un casco para evitar un traumatismo craneal

Usar un casco cuando se anda en bicicleta, se esquía o se hace cualquier otro deporte violento. Los impactos en la cabeza aumentan el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.

  1. No bebas demasiado alcohol

No beba más de 21 unidades de alcohol por semana, 1 vaso de vino son 3 unidades, como se explica en el estudio de The Lancet. En otras palabras, no bebas más de un vaso de vino o cerveza (300 ml) al día.

  1. Sea consciente de la diabetes

Compruebe sus niveles de glucosa en la sangre para saber si tiene o no diabetes. Si lo hace, vea a un médico para tratar la enfermedad. Es importante saber que una dieta equilibrada y el ejercicio regular pueden reducir en gran medida la aparición de la diabetes de tipo 2. Si ya tiene diabetes, hable con su médico sobre cómo controlarla.

  1. Tratar la depresión

Al igual que la diabetes, la depresión es otra enfermedad que aumenta el riesgo de padecer Alzheimer. Si está deprimido, consulte a un médico o psiquiatra. La depresión suele tratarse con medicación antidepresiva y/o psicoterapia.

  1. Cuidado con la contaminación del aire

Aunque no siempre es fácil controlar la contaminación, porque a menudo depende del lugar donde vivimos, trate de no salir en días con mucha contaminación atmosférica. Evita caminar por las calles o avenidas con muchos coches. Tampoco te expongas al humo pasivo.

Enfermedad de Alzheimer: Otros dos aspectos a tener en cuenta

Cuidado con el consumo de ciertos medicamentos

Un número creciente de estudios muestra que los medicamentos de uso común pueden aumentar el riesgo de demencia. Un estudio publicado en septiembre de 2014 mostró que el consumo de benzodiacepinas (medicamentos ampliamente utilizados para la ansiedad y el insomnio) durante más de 3 meses aumentaba el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer hasta en un 51%. Pida a su médico o farmacéutico que le aconseje sobre los últimos estudios publicados.

Duerme lo suficiente

Varios estudios publicados en todo el mundo han demostrado la influencia del sueño en la función cerebral y la memoria. Por ejemplo, un estudio publicado el 5 de abril de 2017 en la revista especializada Neuron por la Universidad de California en Berkeley mostró la importancia del sueño de ondas lentas o profundas (no REM) en los ancianos. Según los investigadores californianos, la falta de sueño reparador en los ancianos aumenta el riesgo de pérdida de memoria.

También puede interesarle leer: Dolor en la muñeca: esguince, artritis, túnel carpiano… Cómo tratar y proteger las muñecas

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.