Salud

11 soluciones naturales para tratar la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno complejo que provoca dolor, sensibilidad y fatiga en los músculos de ciertas partes del cuerpo, como el cuello, los hombros, la espalda, las caderas, los brazos y las piernas. El dolor se produce cuando alguien aplica presión en las zonas afectadas. Los médicos no comprenden del todo las causas de la fibromialgia. Cualquiera puede padecerla, pero parece ser más común en mujeres de mediana edad y en personas con antecedentes de artritis reumatoide u otra enfermedad autoinmune. No hay cura para la fibromialgia, pero algunos cambios en el estilo de vida y remedios naturales pueden ayudar a las personas a controlar los síntomas.

En este artículo, hablamos de las 11 soluciones naturales que pueden aliviar los síntomas de la fibromialgia.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad que causa dolor muscular y fatiga a largo plazo, o crónica.

Las personas que padecen esta enfermedad también pueden presentar los siguientes síntomas:

  • insomnio
  • dolores de cabeza
  • periodos dolorosos
  • entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies
  • rigidez matutina
  • La » niebla mental «, es decir, las dificultades de memoria y de pensamiento.
  • sensibilidad a la temperatura
  • síndrome de las piernas inquietas
  • sensibilidad a los ruidos fuertes o a las luces brillantes.

Factores de riesgo

Una combinación de factores puede contribuir a la probabilidad de desarrollar fibromialgia, incluyendo:

  • factores genéticos
  • una infección
  • Trauma, como un accidente de coche, o trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • ser mujer, siendo la afección dos veces más común en mujeres que en hombres
  • la obesidad

La fibromialgia puede interferir en la vida diaria de una persona y crear dificultades en el trabajo o en casa. La incomprensión de los demás, el dolor crónico y la falta de sueño pueden provocar depresión y ansiedad.

  1. Dormir

Dormir lo suficiente es esencial para controlar los síntomas de la fibromialgia. Estar bien descansado ayuda a combatir la fatiga que acompaña a esta enfermedad.

Las prácticas que pueden ayudar a las personas a tener un sueño de buena calidad incluyen:

  • Minimizar las siestas durante el día
  • acostarse y levantarse a la misma hora cada día
  • limitar la luz y el ruido a la hora de acostarse
  • evitar el tiempo de pantalla justo antes de acostarse
  • dejar de 2 a 3 horas entre una comida abundante y el momento de acostarse
  • evitar el alcohol y el café antes de acostarse

Una revisión de 2017 encontró una clara relación entre el dolor de la fibromialgia y la mala calidad del sueño. Los investigadores pidieron el desarrollo de estrategias de sueño para ayudar a las personas con fibromialgia.

  1. Ejercicio

Algunas personas con fibromialgia pueden encontrar difícil el ejercicio al principio. Pero empezar poco a poco y seguir con ello puede tener beneficios. A medida que se desarrolla la fuerza muscular, el dolor y las molestias deberían disminuir. Las personas con fibromialgia deben consultar a un médico antes de iniciar un programa de ejercicios. Una revisión sistemática de la Cochrane concluyó que el ejercicio aeróbico regular, como nadar, caminar o montar en bicicleta, probablemente mejore la calidad de vida relacionada con la salud de las personas con fibromialgia. También puede mejorar la función física y reducir el dolor, la fatiga y la rigidez. Un estudio neurológico descubrió que un programa de ejercicios de 15 semanas invertía parcialmente un patrón inusual de actividad cerebral que afecta a las personas con fibromialgia cuando el cerebro está en reposo.

  1. Estimulación magnética transcraneal

La estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) utiliza imanes para activar partes específicas del cerebro. Las primeras investigaciones sobre esta terapia han mostrado resultados prometedores. Una revisión de estudios de 2016 concluyó que un mes de tratamiento con EMTr mejoraba la calidad de vida.

  1. Descanso

Las personas con fibromialgia se cansan más fácilmente que las que no padecen la enfermedad. Es importante descansar cuando sea necesario. Intentar hacer demasiado ejercicio o demasiada actividad puede aumentar el dolor y la fatiga, por lo que la moderación es la clave. Por lo tanto, la moderación es esencial. Al excederse cuando se sienten en forma, las personas corren el riesgo de aumentar el número de días en que no se sienten bien.

  1. Régimen alimenticio y suplementos

Seguir una dieta equilibrada y saludable, hacer ejercicio y reducir el consumo de cafeína, alcohol, productos de nicotina y drogas ilícitas puede ayudar a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH), los científicos han estudiado la eficacia de los suplementos dietéticos para aliviar los síntomas de la fibromialgia.

Estos suplementos incluyen:

  • Vitamina D
  • magnesio
  • Soja
  • S-adenosil-L-metionina (SAMe)
  • creatina

Se recomienda consultar a un médico antes de utilizar suplementos dietéticos, ya que a veces pueden interactuar con otros medicamentos o tener efectos secundarios indeseables.

  1. Yoga y Tai Chi

El yoga y el Tai Chi son disciplinas suaves y de ritmo lento que combinan el movimiento controlado con la meditación y la respiración profunda. Ambos tipos de ejercicio pueden ayudar a las personas a controlar la fibromialgia. Los autores de un estudio de 2010 afirmaron que el tai chi podría ser un tratamiento eficaz para la enfermedad, pero reconocieron la necesidad de realizar estudios más profundos y a más largo plazo.

  1. Reducir el estrés

Muchas personas afirman que el estrés empeora sus síntomas. Los estudios han identificado vínculos entre el malestar psicológico y la fibromialgia.

  1. Acupuntura

La acupuntura es un tipo de medicina tradicional china en la que los profesionales insertan pequeñas agujas en puntos específicos del cuerpo. Una revisión de estudios encontró pruebas moderadas de que la acupuntura puede ofrecer algunos beneficios a las personas con fibromialgia. Como mejorar el dolor y la rigidez.

  1. Masaje

El masaje es un tratamiento muy conocido para los músculos y las articulaciones dolorosas. Consiste en manipular suavemente el cuerpo para aumentar la amplitud de movimiento, reducir el estrés, promover la relajación y aliviar el dolor. Una revisión sistemática de 2014 encontró que 5 o más semanas de terapia de masaje dieron lugar a mejoras significativas en el dolor, la ansiedad y la depresión en las personas con fibromialgia.

  1. Flotación y terapia de spa

Un pequeño estudio que investigó el uso de la terapia de flotación para tratar la fibromialgia descubrió que proporcionaba un alivio temporal de los síntomas. Un total de 81 participantes con fibromialgia de cinco países diferentes recibieron tres sesiones de flotación libre. A cambio, completaron un cuestionario. Los participantes informaron de una importante reducción temporal del dolor, la tensión muscular, el estrés, la ansiedad y la tristeza. También observaron un aumento significativo de la relajación, la sensación de bienestar, la energía, la facilidad de movimiento y la calidad del sueño. Algunas personas utilizan la balneoterapia, o tratamiento en un balneario, para tratar la fibromialgia.

  1. Terapia de biorretroalimentación

En la terapia de biorretroalimentación, las personas utilizan equipos especiales para controlar cómo cambia su actividad cerebral en respuesta a eventos y situaciones específicas.

Esto puede ayudarles a ser conscientes de lo que desencadena su malestar y darles una idea de los cambios que pueden hacer para ayudar a controlarlo.

Esta técnica ha ayudado a algunas personas con fibromialgia.

También puede interesarle leer: El dolor de espalda: los principales factores que causan y agravan

 

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.