Nutrición

Los Beneficios del magnesio para la salud física y mental

Uno de los nutrientes que más beneficios tiene para nuestro cuerpo es el magnesio. Gracias a él se producen alrededor de 300 reacciones bioquímicas en el organismo; tanto físicos como mentales.

Beneficios y funciones del magnesio

Mantener en nuestro cuerpo la cantidad suficiente de magnesio puede traer muchos beneficios, además de sus llevar a cabo sus funciones:

  • Equilibrio del sistema nervioso: relaja y calma los nervios y músculos.
  • Regula la producción de adrenalina
  • Disminuye la aparición de calambres, tensiones y migraña
  • Regula los problemas intestinales y estomacales.
  • Controla la taquicardia
  • Ayuda en la formación de la síntesis de glucosa y proteínas
  • Facilita la asimilación de las vitaminas B, C y E
  • Estimula la síntesis de la vitamina D.
  • Contribuye a la fortaleza de los huesos
  • Ayuda al buen funcionamiento del sistema cardiovascular regulando los latidos y la presión del corazón.
  • Garantiza la solubilidad del calcio en la orina contrastando la formación de cálculos renales
  • Mantiene en forma el sistema musculoesquelético

En las mujeres, el magnesio tiene beneficios adicionales. Ayuda a calmar el dolor menstrual y a reducir los cambios de humor y la irritabilidad típicos del Síndrome Pre Menstrual. Además, en la menopausia, amortigua los sofocos, reduce la ansiedad, disminuye la aparición de la osteoporosis y la artrosis por pérdida de sales minerales.

Síntomas de la deficiencia de magnesio

Cuando no hay suficiente magnesio en el cuerpo, puede aparecer síntomas y signos físicos y psicológicos.  Algunos de ellos son ansiedad, nerviosismo, irritabilidad y cansancio; dolores de cabeza, alteraciones del sueño, problemas intestinales y circulatorios y los molestos calambres y espasmos musculares.

Alimentos ricos en magnesio:

El magnesio es uno de los nutrientes más comunes en los alimentos. Aquí hay algunos que lo contienen en mayor cantidad:

  • Los granos enteros
  • Cereales: mijo y el trigo sarraceno.
  • Verduras: espinacas, acelgas, coles de Bruselas, rúcula, achicoria, brócoli
  • Frutas frescas: plátanos, melón, uvas, moras, frambuesas, fresas y cerezas
  • Frutas secas: higos secos y albaricoques secos.
  • Legumbres: la soja, las lentejas, los garbanzos, las judías blancas y el borlotti
  • Frutos secos: almendras, nueces de Brasil, nueces, cacahuetes, pistachos
  • Semillas oleaginosas: sésamo, calabaza y girasol.
  • Cacao también es muy rico, siempre y cuando sea fondant.

El magnesio también está presente, aunque en moderadas dosis, en alimentos de origen animal como el pescado, la carne y los productos lácteos.

La sal marina integral también contiene grandes cantidades de magnesio. Por eso se recomienda usarla en vez de la sal de cocina refinada, que tiene muy poca; y al cocinarla, pierde gran parte.

También le puede interesar: Los beneficios del magnesio para tener un corazón de oro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.