Salud

10 sencillos consejos para reducir la presión arterial alta


La mayoría de las personas con hipertensión arterial (HBP) no presentan signos ni síntomas, aunque su presión arterial sea peligrosamente alta. Por eso se le llama el asesino silencioso. Una presión arterial descontrolada puede dañar las arterias, el corazón, el cerebro, los riñones y los ojos. Aumenta el riesgo de padecer problemas de salud graves, como infarto de miocardio, derrame cerebral e insuficiencia renal.

Conceptos básicos sobre la presión arterial

La presión arterial viene determinada por la cantidad de sangre que bombea el corazón y la resistencia al flujo sanguíneo en las arterias. Cuanto más sangre bombee el corazón y más estrechas sean las arterias, más alta será la tensión arterial. La tensión arterial es más alta cuando el músculo del corazón se contrae y bombea sangre, lo que se denomina tensión arterial sistólica. Entre cada contracción, el corazón descansa, lo que reduce la presión arterial, lo que se denomina presión arterial diastólica. Las mediciones de la presión arterial tienen dos números: la presión sistólica (número superior) y la presión diastólica (número inferior).

Ayuda médica

La hipertensión arterial requiere atención médica. Consulte a un médico si cree que tiene la presión arterial alta. Él podrá determinar si necesita medicación y, en caso afirmativo, qué tipo de medicación es la más adecuada para usted.

Cambios en el estilo de vida para reducir la presión arterial

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudarle a prevenir o controlar la hipertensión, incluso si está tomando medicamentos para la presión arterial. Esto es lo que puedes hacer:

  1. Comer alimentos saludables

Prueba la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que hace énfasis en las frutas, las verduras, los cereales integrales y los productos lácteos bajos en grasa. Tomar mucho potasio, que puede ayudar a controlar la presión arterial alta. Coma menos grasas saturadas y grasas totales.

  1. Limitar la sal

La sal provoca la retención de agua en el cuerpo y, por tanto, puede aumentar la presión arterial en muchas personas. No añada sal a los alimentos. Evite los alimentos que contienen mucha sal en su elaboración, como los embutidos, los aperitivos y muchos alimentos enlatados y congelados.

  1. Comer chocolate negro

Algunos compuestos del chocolate negro pueden reducir ligeramente la presión arterial (el chocolate con leche no tiene el mismo efecto). Coma con moderación.

  1. Mantener un peso saludable

Si tiene sobrepeso, perder incluso 2 kilos puede reducir su presión arterial. Para algunas personas, perder peso es suficiente para no tener que tomar la medicación para la tensión arterial.

  1. Controlar su presión arterial

La monitorización de la presión arterial en casa puede ayudarle a vigilar más de cerca su presión arterial, indicar si su medicación está funcionando e incluso alertarle a usted y a su médico de posibles complicaciones.

  1. Aumentar su actividad física

La actividad física regular puede ayudar a reducir la presión arterial y a controlar el peso. Intente realizar al menos 30 minutos de actividad física cada día. No crea que tiene que correr una maratón o apuntarse a un gimnasio. En su lugar, considere la posibilidad de realizar una actividad aeróbica moderada, como caminar o montar en bicicleta.

  1. Gestionar el estrés

Reduzca el estrés diario en la medida de lo posible. Duerma mucho. Practicar técnicas de superación saludables, como la respiración profunda.

  1. No fumar

Fumar productos del tabaco daña las paredes de los vasos sanguíneos y los hace menos flexibles (endurecimiento de las arterias). Si fuma, pida a su médico que le ayude a dejar de hacerlo.

  1. Limitar el alcohol

Incluso si está sano, el alcohol puede aumentar su presión arterial. Si decide beber alcohol, hágalo con moderación, no más de una bebida al día para las mujeres y los mayores de 65 años, y un límite de dos bebidas al día para los hombres.

  1. Intentar una respiración rítmica

La respiración rítmica consiste en respirar lenta, regular y profundamente. Los llamados ejercicios de «coherencia cardíaca» sólo llevan 5 minutos y pueden aportar beneficios reales en casos de hipertensión arterial y para proteger la salud del corazón; hay tutoriales muy sencillos y bien hechos en internet. Pruébelo, no cuesta nada.

También puede interesarle: ¿Puede la presión arterial alta causar dolores de cabeza?