10 estrategias naturales que elevan tus electrolitos y mejoran tu salud

¿Sabes qué tan importantes son los electrolitos? Estos minerales son clave para las funciones centrales de nuestro organismo. Los más comunes son el potasio, calcio, sodio, magnesio, fósforo y cloruro.

Ellos se encargan de transmitir las cargas eléctricas (iones) necesarias para que el sistema nervioso, muscular y las reservas de líquido se mantengan en equilibrio. Cada vez que sudamos, orinamos y evacuamos perdemos electrolitos. Así que es importante reponerlos debidamente para que nuestras células trabajen en armonía.

¿Cómo saber si te faltan electrolitos?

Hay maneras de saber si tus reservas electrolíticas están bajas.  Los síntomas más comunes son latidos cardíacos rápidos e irregulares, fatiga, mucha sed, cansancio, ansiedad y dolor de cabeza.

También puedes experimentar vómitos, náuseas, diarrea, estreñimiento, calambres, debilidad muscular,  insomnio y problemas para concentrarte. Una prueba de orina o de sangre puede revelar cómo están tus niveles de electrolitos.

Reconstituyentes naturales

Si realizas con frecuencia ejercicios vigorosos durante unos 20 a 60 minutos o si buscas asegurarte de mantener en equilibrio tus electrolitos, incluye los siguientes alimentos y bebidas ricos en minerales:

  • Espinacas: cocidas o crudas, contienen fuentes elevadas de proteínas, fibra, vitamina A y C, antioxidantes y minerales. Aportan potasio, sodio, calcio, magnesio y fósforo.
  • Agua de coco: es una bomba de vitaminas y minerales. Una sola taza te provee 17% de potasio, 15% de magnesio, 11% de sodio, 6% de calcio y 5% de fósforo.
  • Plátanos: poseen vitaminas C y B6, oligoelementos y antioxidantes, son ricos en potasio, magnesio, fósforo y calcio. Puedes comerlos crudos o hacer una infusión con sus cáscaras.
  • Leche: una taza tiene 28% de calcio, 22% de fósforo y 10% de potasio. Consume leche orgánica entera y bébela como apoyo, no como fuente principal electrolítica.
  • Leche de coco: de los lácteos vegetales es uno de los más nutritivos y reconstituyentes. Prepárala humedeciendo en agua caliente el coco rallado, licúa y cuela.
  • Algas marinas: 100 gramos tienen tantas vitaminas, minerales y oligoelementos que son superalimentos. 180% de su IDR aporta magnesio, 60% para calcio y 45% para potasio.
  • Tomates, aceitunas y apio: que no falten en tus ensaladas. Los tomates y el apio crudo aportan buenas cantidades de cloruro, y las aceitunas, de sodio.
  • Switchel: es una bebida natural que se prepara mezclando vinagre de sidra de manzana, jarabe de arce puro, raíz de jengibre fresco, agua o soda. Es un tónico rehidratante.
  • Zumo de naranja: el secreto es tomarlo recién exprimido para que reponga rápidamente los electrolitos y te aporte la cantidad de vitaminas C, A y B6 que se requieren a diario.
  • Shrubs: son bebidas fermentadas de manzanas, tomates, cítricos o verduras de hoja, sumergidas un mes en vinagre. Permiten reemplazar las bebidas energéticas azucaradas.